Si hay un vehículo que enamora a los americanos son las pick-up, o camionetas como les gusta llamarlas a ellos. No en vano, las distintas versiones de la serie F de Ford es, año tras año, el vehículo más vendido del mundo y eso dice mucho sobre ello. Por ello no es de extrañar que desde 2013, Tesla barrunte con la idea de lanzar una pick-up y ahora Elon Musk ha desvelado algunos detalles por Twitter.

Volviendo al tema del amor de los americanos por las pick-up y la Ford F-Series en particular, en 2017 se vendieron más de un millón de unidades y sólo le siguió de cerca el Toyota Corolla con poco más de 900.000. Pero el Corolla es un vehículo global mientras que la Ford F-Series es un modelo mucho más específico, por lo que las cifras son todavía más llamativas y mareantes.

Para hacernos una idea, un millón de vehículos vendidos en un año equivale a que cada día se han vendido 2.739 unidades o, lo que viene a ser lo mismo, 114 a la hora, ¡casi dos Ford F-Series al minuto!

Tesla pick-up: tracción total, tomas de corriente, suspensión neumática…

De llevarse a cabo el desarrollo de la Tesla pick-up, no será antes de que empiece a comercializarse el Tesla Model Y. La idea es que se utilice la misma base que para el Model 3 modificada, lo que le permitirá contar con un tamaño netamente superior.

Contará con doble motor, como el Tesla Model X y el Model S, lo que le conferirá tracción total, algo imprescindible en las pick-up pensadas para el trabajo duro. Como será completamente eléctrica, dispondrá de una capacidad de tracción brutal en comparación con sus homónimos de gasolina gracias al par disponible desde parado.

La suspensión neumática también será de serie, para adaptarse perfectamente a los terrenos. Elon Musk pedía a la gente que proporcionase ideas para valorar si se podían adaptar, y uno de ellos decía que si con un compresor de aire más grande, podría disponer de tomas de aire para herramientas neumáticas, algo que le pareció fabuloso.

De igual forma, tomas industriales de 240 V permitirán conectar herramientas eléctricas para realizar trabajos sin la necesidad de transportar un generador en la caja, ya que las propias baterías de la pick-up serían capaces de suministrar la energía eléctrica.