Tras algunos retrasos por fin hemos podido ver, sin camuflaje, el Audi e-tron. Se trata del primer SUV cien por cien eléctrico de la marca alemana. Y ojo, decimos el primer SUV y no el primer vehículo ya que debemos recordar que Audi ya tuvo a la venta, no con mucho éxito, el Audi R8 e-tron. Se matricularon menos de cien unidades de este modelo también eléctrico puro con 462 cv y una autonomía de 450 km a razón de 1 millón de euros cada uno. Pero no hablemos del pasado sino del futuro. Y el futuro tiene nombre propio: Audi e-tron. 

Lo cierto es que sobre este modelo ya hemos ido hablando largo y tendido de él. Cada cierto tiempo Audi nos desvelaba alguna característica: ausencia de retrovisores, frenos inéditos brake-by-wire etc. Tanto ha sido que casi se nos hace extraño verlo lucir una pintura normal y no la decoración de camuflaje a la que, poco a poco, nos hemos ido acostumbrando.

Audi e-tron, el vehículo de «suficiente» autonomía

Llama la atención que en su presentación realizada ayer en San Francisco, de momento Audi no haya querido desvelar la autonomía exacta de su vehículo. Se han limitado a decir que la autonomía es la adecuada para recorrer largas distancias, aunque queda por confirmar si son esos 400 km de los que hemos oído hablar o, por el contrario, han conseguido homologar otra cifra.

El tren de potencia esta formado por dos motores asíncronos (ASM). Para aumentar la eficiencia, la mayor parte de la potencia proviene del motor trasero a velocidades moderadas. Su potencia total tampoco ha sido desvelada, aunque ya apuntamos a que se situaría en torno a los 320 cv (240 kW).

Ambos motores van conectados a una batería de 95 kWh de capacidad, ubicada bajo el piso y de dimensiones 2,28 x 1,63 x 0,34 m. En total hablamos de 36 módulos a un voltaje de 396 V. Se puede cargar de forma rápida a 150 kW con lo que en 30 minutos se alcanza el 80% de la autonomía.

Dos de sus características novedosas son, por un lado, la ausencia de retrovisores y por otro el sistema de frenado que permite recuperar gran parte de la energía, y de la cual ya te hablamos en otro artículo.

En el interior, el navegador cuenta con la opción planificador e-tron que muestra los puntos de recarga disponibles en nuestra ruta. Además incorpora asistente a la conducción eficiente, control de crucero adaptativo, etc. Exteriormente el Audi e-tron recuerda mucho a la gama Q de los alemanes, huyendo del aspecto futurista que se empeñan en introducir algunos fabricantes.

Esta previsto que las primeras unidades se empiecen a entregar a finales de este año. En España, el Audi e-tron parte de los 82.400 euros.

Fotos del Audi e-tron 2019