Próximamente, publicaremos en testcoches.es la prueba del Audi A3 e-tron. Un híbrido enchufable que podemos catalogar de compacto premium. Hoy os mostramos el consumo real de los dos motores y la autonomía en modo 100% eléctrico que nos ha dado en los más de 600 kilómetros que lo hemos probado.

Gasolina y eléctrico

Como la mayoría de híbridos enchufables del mercado, el Audi A3 e-tron auna un motor de combustión de gasolina y un motor eléctrico.

 

El motor de gasolina es un 1.4 TFSI que genera una potencia de 150 CV. Mientras que el motor eléctrico tiene 102 CV de potencia. Si los dos motores funcionan a la vez producen una potencia conjunta de 204 CV. Además, cuenta con una batería de 8.8 kW.

Autonomía en modo 100% eléctrico

Es un PHEV, por lo que, al ser su batería de una capacidad mayor, necesita ser enchufada a la corriente para cargase por completo. El vehículo se carga por la parte delantera, justo debajo del logo de los cuatro aros de Audi.

Los 8.8 kW se cargan en un enchufe doméstico en alrededor de 3 horas y media. Si lo hiciéramos en un enchufe que soporte mayor carga podríamos reducir este tiempo hasta las 2 horas.

El vehículo solo regenera energía al levantar el pie del acelerador si colocamos la palanca de cambios en la posición S. En modo 100% eléctrico, la autonomía real de este Audi A3 e-tron es de alrededor de 35 kilómetros.

Si circulamos por autovía a 120 km/h la autonomía será de unos 25 kilómetros y si circulamos por ciudad en buenas condiciones podremos superar los 40 kilómetros. El frío y el alto consumo de la calefacción lastran de manera notable la autonomía.

Consumo real

Si nos basamos en un consumo cada 100 kilómetros con una carga completa en el vehículo, durante gran parte de esos kilómetros el consumo de gasolina será de 0 litros. Una vez agotada la batería, funciona como un híbrido convencional con el peso añadido de unas baterías mayores. En estas condiciones el consumo puede rondar los 2.5 litros cada 100 kilómetros.

En el caso del consumo global. Si realizamos un trayecto con las baterías cargadas y utilizamos el modo híbrido todo el trayecto, el consumo global será de entorno de 4 litros cada 100 kilómetros.

En el modo más deportivo y menos favorable para el vehículo, el consumo no ha superado los 7 litros cada 100 kilómetros, algo muy positivo porque la potencia supera los 200 CV.

Nuestro consumo durante toda la prueba, realizando todo tipo de trayectos, con la batería cargada, sin cargar e utilizando en ocasiones el modo más deportivo, ha sido de 3.5 litros cada 100 kilómetros. Sin contar los correspondientes kW consumidos durante toda la prueba.