Guía: Cómo comprar bien un coche nuevo

0

No, no es lo mismo comprar un coche nuevo que comprar bien un coche nuevo. En el proceso de compra, y hasta que finalmente lo tenemos bajo nuestra propiedad, hay cosas que se pueden hacer bien o mal, y de ello dependerá el precio y nuestra satisfacción. Porque, no, no serías el primero que sale del concesionario con su coche rayado.

Lo primero que debemos hacer es definir una estrategia en base a nuestras necesidades. Debemos tener claro antes de nada qué tipo de coche necesitamos y, por otra parte, determinar en la medida en que sea posible cuánto queremos pagar, como una cifra máxima que vamos a desembolsar por nuestro coche nuevo.

Un coche nuevo puede ser más barato

La competencia en el mercado fuerza a los concesionarios a ajustar los precios en la medida en que les es posible e interesante. Desde el propio concesionario, hasta el comercial que te va a atender, encontrarás una cadena de beneficios y comisiones que, si eres hábil, puedes reducir notablemente.

  • Incentivos.
  • Promociones.
  • Descuentos temporales.
  • Plan PIVE 8.

Aunque el fabricante marca un precio de referencia para el mercado, los concesionarios lo pueden ajustar. Es aquí donde nos conviene consultar en Internet, preguntar de forma personal en el concesionario y, en definitiva, revisar qué precio sirven los concesionarios de una forma natural, aunque más adelante podremos seguir presionando de otras formas.

entrega de llaves de coche nuevo

¿En Internet o en concesionario?

En Internet ya podemos comprar un coche nuevo, claro que sí, y nos ayudará a ahorrar tiempo, desplazamientos y dinero. En definitiva, lo que debería definir si comprar un coche en Internet o en un concesionario son nuestros propios intereses. El vendedor debería ofrecernos las mayores facilidades, un trato cordial y las herramientas para comprar cómodo un coche nuevo.

Aunque puedas creer que no, antes de comprar por Internet también podemos probar nuestro coche nuevo antes de hacer efectiva la compra, y eso es precisamente lo que deberíamos hacer siempre. Porque, aunque algunos coches tienen muy buen aspecto, también algunos conductores somos tiquismiquis, y siempre es posible que no encaje con tu forma de conducción.

Revisa antes de irte del concesionario

En la entrega de llaves tendrás tu última oportunidad de revisar ese coche nuevo al detalle. Y deberías hacerlo. Comprobar si están todos los extras, el kit anti-pinchazos, y si la carrocería está perfecta. Porque, aunque se trate de un coche nuevo, deberías saber que se transporta en camión, y que podría tener arañazos. Si detectas alguna irregularidad, este es el momento de reclamar al concesionario la reparación o ajuste de cualquier aspecto en tu coche nuevo.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!

Uso de cookies

Como cualquier web, TestCoches utiliza cookies, y si continuas navegando aceptas nuestra política. Puedes leer más en la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies