Ofrecido por Hello Auto

La tecnología ha revolucionado muchos aspectos del día a día de los ciudadanos, tanto dentro como fuera de casa. Acciones que antes requerían de una mayor inversión de tiempo y dinero, o que simplemente no eran posibles, ahora se facilitan a través de la revolución tecnológica. La conducción es una de estas actividades que han ganado en comodidad y el mejor ejemplo es el Hello Auto Connect, un sistema de seguridad y conectividad instalado en el vehículo que mejora notablemente las posibilidades al volante.

Se trata de un copiloto inteligente que cubre todas las necesidades que pudieran surgir al conductor durante cada trayecto. El objetivo con el Hello Auto Connect es mejorar la experiencia y aportar sencillez a una serie de funciones que sirven de gran utilidad al conductor. Dispone, por ejemplo, de un asistente de velocidad que informa sobre la velocidad máxima permitida en cada trayecto y lanza avisos cuando ésta es superada. Cuenta, además, con un avisador de radares que prevé la posibilidad de ser sancionado por exceso de velocidad. Estos y otros puntos del sistema se actualizan a través de una conexión Wifi que aportan una conexión completa y actualizada.

La llamada de emergencia es otra de las características que definen a este asistente de conducción y que supone un gran avance en materia de seguridad y asistencia. Si el conductor sufre cualquier percance, sea más o menos grave, puede contactar con los servicios de emergencias a través de un botón. Es un servicio que está operativo durante las veinticuatro horas y que, además, avisa de la localización del vehículo a través de un sistema de geolocalización, por lo que los servicios de emergencia localizarán el punto exacto aunque no reciban respuesta por parte del conductor.

Grabación de la conducción

La mejor prueba ante cualquier accidente o problema que surja en la carretera es la grabación y por ello el asistente Hello Auto Connect incluye una cámara que graba con total nitidez y calidad todo lo que ocurre desde el momento que el coche arranca. Está ubicada en la parte frontal del vehículo y graba desde la perspectiva que tiene el conductor. La grabación, de alta definición, se puede visualizar a través de una app. Es un formato ideal para tener pruebas irrefutables si resultase necesario.