¿Se puede comprar un coche, a pesar del estado de alarma por el coronavirus?

Era inevitable. Tras la declaración del estado de alarma, las ventas de coches nuevos se han desplomado de manera dramática. La industria está paralizada casi por completo, y el confinamiento dificulta la situación. Pero, en realidad, incluso en esta situación es posible hacer una compra de un coche nuevo.

En estos momentos, desde la declaración del estado de alarma, hay que hacer cualquier tipo de trámite, en este sentido, de forma telemática. Es decir, que no vamos a poder acudir al concesionario, como habríamos hecho hasta ahora, sino que las gestiones se tienen que llevar a cabo por Internet o a través del teléfono. Siempre y cuando dispongamos de nuestro DNI, los correspondientes certificados, nóminas y el resto de documentación necesaria para hacer los trámites de forma telemática, entonces podremos proceder sin problema, en tanto que la administración está manteniendo operativas sus oficinas virtuales.

A pesar del estado de alarma por el coronavirus, es posible comprar un coche nuevo

Incluso en lo que respecta a la financiación, y los procesos de pagos, no hay problemas. Se pueden llevar a cabo todos los procedimientos de forma telemática. No obstante, aunque todo el ‘papeleo’ se pueda hacer a distancia, y los organismos administrativos sigan en funcionamiento, si el coche es un pedido a fábrica entonces empezarán las complicaciones. Porque sí, el pedido se puede hacer, y la compra se puede ejecutar, pero la industria está paralizada hasta nueva orden y, por el momento, no se pueden dar plazos de entrega específicos.

Tardaremos algo de tiempo en saber cuándo se van a reactivar las fábricas de todos y cada uno de los fabricantes del sector, pero mientras tanto lo que sí se puede comprar sin ningún tipo de problema son coches en stock. Es decir, vehículos que ya están fabricados y que pueden estar en un almacén o incluso físicamente en el concesionario. Este tipo de unidades, el único problema que nos van a dar es conseguir el correspondiente permiso para poder ir a hacer la recogida.

Otro supuesto que complica la opción de comprar un coche nuevo está en que en la operación se incluya nuestro coche como parte del pago. Hay que hacer una tasación, como siempre, y por el momento no se puede hacer. Para eso tendremos que esperar a que, cuando la situación evolucione de forma favorable, podamos llevar nuestro coche a las instalaciones y se haga la correspondiente tasación.