Si tienes tu propio coche, tienes que pensar en su mantenimiento. De vez en cuando, cualquier vehículo necesita reparaciones y piezas de recambio nuevas. Los automovilistas resuelven este problema de diferentes maneras:

  • Se ponen  en contacto con un distribuidor autorizado;
  • Encuentran  autorecambios ellos mismos;
  • Algunos resuelven ese problema de forma radical y compran un coche nuevo en lugar del viejo.

Si un automovilista decide comprar autorecambios por su cuenta, lo más probable es que recurra a Internet. Aunque la tarea de seleccionar componentes no se puede llamar simple, se puede resolver.

La peculiaridad de la elección de los autorecambios se explica por las características específicas del mercado de piezas en sí. Todas las piezas tienen códigos de los fabricantes, lo cual es necesario para encontrarlas y organizar la logística. La información sobre códigos está destinada a profesionales, generalmente a distribuidores y trabajadores de talleres. Un usuario normal no puede descubrir toda esa información necesaria, esto requiere conocimientos especiales. La información profesional ingresa a la red de varias maneras y aparece en sitios separados, donde está disponible para todos.

¿Es posible beneficiarse de la información profesional sobre piezas y cuál es la ventaja de un catálogo electrónico?

Para identificar los coches y seleccionar los autorecambios necesarios, los concesionarios utilizan los catálogos EPC, donde hay diagramas de coches, se presenta el diseño de unidades individuales, una lista de repuestos y otra información importante. Al ingresar el código VIN, puede acceder al diagrama del coche y seleccionar fácilmente las piezas necesarias, lo que se practica en los concesionarios.

  • Los usuarios deben afrontar la complejidad de traducir un catálogo, cuyo texto se presenta en el idioma del país de origen;
  • Las piezas presentadas en los catálogos originales pueden tener varios códigos y el automovilista no sabe cuál sea compatible;
  • El cliente corre el riesgo de pedir la pieza incorrecta, perdiendo no solo dinero, sino también tiempo.

El equipo de Avtopro.es lleva muchos años trabajando para crear un catálogo responsive que todos puedan entender. Hoy en día, tal directorio existe y opera en la web. Todas las abreviaturas y términos técnicos se han traducido a un idioma accesible, lo que minimiza los errores de pedido. Con un catálogo de este tipo, los consumidores están protegidos de forma fiable.

El árbol del catálogo contiene sólo cuatro pasos para minimizar las malas elecciones. Con la ayuda de dicho catálogo, puede utilizar información profesional presentada de forma comprensible y la compra de piezas de repuesto se vuelve mucho más económica. El catálogo será de ayuda para los profesionales que tienen problemas para identificar las piezas y para los usuarios comunes que no tienen conocimientos especiales.