Hace unos pocos días, Volkswagen filtraba una imagen de cómo podría lucir el nuevo crossover de la marca que se situaría por debajo del Volkswagen T-Roc. Con este diseño, los amigos de Motor1 han realizado un render de cómo sería el frontal del pequeño SUV alemán, extrapolando detalles ya vistos en el también recientemente presentado Volkswagen Touareg. Asís nos podemos hacer una ida de cómo será el Volkswagen T-Cross 2019.

Para que nos hagamos una idea de dónde se posicionará el Volkswagen T-Cross 2019, será el primo del SEAT Arona y del futuro Skoda Polar y compartirá la misma plataforma que el resto de modelos subcompactos del Grupo VAG entre los que se incluyen el SEAT Ibiza, el Skoda Fabia o el propio Volkswagen Polo 2018, que será con quien más similitudes guardará.

El Volkswagen T-Cross 2019 será ese Polo que todo el mundo quiere

No cabe duda de que el Volkswagen T-Cross 2019 será un éxito de ventas, al igual que lo es el Volkswagen Polo 2018. La nueva generación del modelo alemán que ya hemos podido probar para vosotros no hace mucho supera a la anterior en muchos aspectos aunque para los conocedores del modelo, todo parece estar situado en el mismo sitio pero se siente mejor.

De esta forma está claro que quien ahora buscaba un modelo de la casa alemana tipo Polo en formato SUV y al no encontrarlo, se tenía que ir a SEAT y otra marca, ahora podrá perfectamente tener el coche que buscaba con la calidad y los acabados a los que nos tienen acostumbrados.

Dejando a un lado el aspecto exterior, se rumorea que el interior también tendrá un diseño heredado del Polo. Uno de los aspectos en los que más parece haber trabajado la marca es en dotarle de una habitabilidad superior a la media, con el fin de que los ocupantes tengan suficiente espacio para todo. Así la segunda fila de asientos se podrá desplazar en longitudinal para priorizar espacio para las piernas o para el equipaje.

En el Salón de París está previsto que debute el Volkswagen T-Cross 2019 ya con su aspecto definitivo.