Por razones evidentes, lo que la Ley dice es que no puedes jugar mientras conduces, aunque tu coche tenga videojuegos en su sistema multimedia. Y lo normal sería que cualquiera que se ponga al volante tenga dos dedos de frente como para no hacerlo. Sin embargo, los Tesla dejan que uses videojuegos mientras conduces, y por eso la NHTSA mantiene a la compañía bajo investigación en estos momentos.

Cuando conduces, nadie te impide –físicamente- que cojas tu teléfono inteligente y hables por teléfono, consultes las redes sociales o juegues a videojuegos. Pero evidentemente te pueden poner una multa si te pillan haciéndolo y retirarte puntos del carnet de conducir. Sin embargo, Tesla es el primer fabricante de automóviles que no solo ofrece videojuegos en su pantalla multimediala de sus coches- sino que además permite que funcionen cuando el coche está en movimiento. De hecho, están trabajando específicamente en esto para, en los próximos meses, añadir aún más juegos a sus coches.

videojuegos tesla

La NHTSA está investigando a Tesla por permitir usar juegos mientras se conducen sus coches

Aunque los vehículos de Tesla permitan el uso de videojuegos cuando el coche está en movimiento, debería ser responsabilidad del propio conductor no usarlos. Y dejar que el copiloto tenga la posibilidad de hacer uso de los videojuegos sin ningún tipo de problema. No obstante, la NHTSA ha mostrado su preocupación al respecto y en estos momentos está en conversaciones con el fabricante de automóviles. Que, por cierto, tiene un mensaje de alerta que salta al ir a jugar, en el cual se avisa de que solo deben utilizar los juegos el copiloto o los acompañantes, pero no el conductor.

Respecto a esto, según ha informado Reuters, la NHTSA se ha puesto en contacto con Tesla ‘manifestando preocupación por los accidentes de vehículos provocados por distracciones’. El organismo ha señalado que está en discusiones con Tesla por la última actualización de software que hace posible que los usuarios usen videojuegos en sus coches, en el propio sistema multimedia integrado en el vehículo, y durante la conducción del mismo.

Tesla ya está preparando el lanzamiento de una completa plataforma de videojuegos para sus coches, con muchos más títulos que los disponibles ahora mismo. Y aunque la preocupación de la NHTSA tiene mucho sentido, lo cierto es que muchos otros vehículos cuentan, a día de hoy, con tecnologías y sistemas multimedia que pueden suponer una importante distracción para el conductor. Es decir, que quizá Tesla no esté apuntando en el camino correcto, pero una vez más está siendo la única compañía, dentro del sector, a la que se está apuntando de forma directa.

En las próximas semanas, la NHTSA debería tener algún tipo de conclusión sobre este tipo de tecnologías. Y en caso de que pongan algún tipo de impedimento a Tesla, indudablemente supondría un importante golpe para la compañía que, como comentábamos, ha invertido fuertemente en su proyecto Tesla Arcade en el que sus conductores tendrán disponibles más videojuegos.