El precio de la gasolina a día de hoy, 6 de noviembre de 2021, es de 1,518 €/litro de media en España para la gasolina 95 y 1,388 €/l en el caso del gasóleo A –que es el diésel ‘normal-. Llevamos varias semanas en las que continuamente está subiendo el precio del combustible en un contexto de crisis energética en el que también la electricidad lleva un ritmo imparable de ascenso en sus tarifas. Pero ¿qué está pasando? Veamos por qué sube el precio de la gasolina y qué se espera que ocurra próximamente.

El motivo por el que sube el precio de la gasolina está en el aumento de precio del crudo a lo largo de los últimos meses. La referencia en Europa, que es el barril de Brent, a lo largo de este año ha acumulado un incremento del 56% en su precio. Esto es lo que ha provocado que las cotizaciones de gasolina y diésel, a nivel internacional, se hayan visto influidas y, como resultado, hayan subido de manera notable los precios en las gasolineras. Pero ¿a qué se debe? Principalmente a la recuperación de la movilidad que, durante lo más grave de la pandemia, se vio alterada a nivel internacional. Pero no es el único motivo.

gasolina descompuesta

Los motivos que explican por qué sube el precio de la gasolina

Aunque el aumento de la movilidad es el principal motivo por el que sube el precio de la gasolina, derivado del incremento de precio en el barril de Brent, este ascenso está también motivado por los problemas de producción en México después de los huracanes. Por otro lado, la OPEP, que es la Organización de Países Exportadores de Petróleo, ya ha anunciado que esperan que próximamente la demanda exceda la oferta. Todo este contexto es el que ha causado que esté cerca de batirse el máximo histórico en el precio de los carburantes –en el caso de España- y que, en estos momentos, el horizonte no sea demasiado esperanzador.

En estos momentos el precio de la gasolina 95, de media en España, es de 1,518 €/l frente a un máximo histórico de 1,528 €/l. La gasolina 98 está en las gasolineras a un precio de 1,670 €/l y tiene registrado su máximo histórico en 1,672 €/l. Y si pasamos al diésel, el gasóleo A registra hoy un precio de 1,388 €/l y su máximo histórico es de 1,451 €/l. Es decir, que todos los carburantes han vuelto a registrar precios que no se veían desde el año 2013, extremadamente alejados de los que teníamos hace exactamente un año, y muy cerca de batir récord.

En las próximas semanas se espera que los precios de la gasolina, y del diésel, continúen subiendo. Aunque la situación podría cambiar, no se espera que empiecen a bajar los precios hasta comienzos de 2022, así que la situación no es demasiado favorable para el consumidor. Mientras tanto, los usuarios de vehículos diésel están teniendo problemas con la escasez de AdBlue, que también está subiendo de precio a un ritmo preocupante, sobre todo, para los transportistas.