Uno de los Ford Focus WRC que llevó el legendario piloto escocés Colin McRae en cuatro de las rondas del Campeonato del Mundo de Rally de 1999, será sacado a subasta el próximo 23 de febrero con motivo de la Race Retro Competition Car Sale que tendrá lugar durante la Silverstone Auctions. Sin duda, un auténtico vehículo de colección, sobre todo para los brtánicos ya que McRae fue el primer piloto de allí y además el más joven en hacerse con un título mundial en 1995.

En 1999, Colin McRae ficho por el equipo oficial Ford, que haría debutar el nuevo Ford Focus WRC en detrimento del Ford Escort RS Cosworth que habían usado hasta la fecha. La unidad que ahora sale a la venta, con chasis 68335 y número de placa S10 FMC fue utilizado por McRae y su copiloto Nicky Grist en el Rally de Catalunya donde se tuvo que retirar y posteriormente en Tour de Corse donde acabaría cuarto, lo que sería el mejor resultado de esta unidad. También estuvo en manos de Colin en el Rally Acrópolis y en el Rally de China.

Posteriormente pasó a manos de su compañero Thomas Radstrom para las carreras de Nueva Zelanda y Australia. En 2000 sufrió una actualización y pasó a manos de Peter Solberg. durante otras dos pruebas. En total, acumuló once participaciones en el WRC antes de pasar a manos de un equipo privado que lo usó en pruebas por Europa. El propietario actual se hizo con el coche en 2007, y lo ha usado en diversos eventos por Gran Bretaña en los últimos años, el último de los cuales ha sido el Rally National de la Lys en Francia el pasado año.

Ahora, y con número de placa S32 OTR se pondrá a la venta en un precio que se estima estará entre los 120.000 y 140.000 libras (137.000 – 160.000 euros). Por supuesto, el coche viene con todos los certificados de originalidad, incluyendo el la ficha técnica «Gold Book» que emite la FIA en el Mundial de Rallyes.

También se podrá pujar por un Legacy RS Grupo A de Ari Vatannen

Curiosamente no será la única unidad de colección que se subaste ya que también estará presente un Subaru Legacy RS Grupo A de 1993 a cuyos mandos estuvo Ari Vatannen. Esta unidad en concreto fue la que dominaba el Rally Acrópolis de ese año con el piloto finés antes de sufrir un accidente en la especial número 21 y acabar muy dañada. Tras pasar por Prodrive para su reparación, fue vendido a Procar y pilotado, en 1995, por Richard Burns durante el Bettega Memorial Rallysprint subiendo a la segunda posición.

Después de varias restauraciones (incluyendo una Safari-spec basada en el Impreza posterior), pasó a formar parte de la Richard Burns Collection donde lo desmantelaron por completo y lo volvieron a dejar tal y como estaba cuando participó en Grecia den 1993, incluyendo la ECU , componentes originales y el motor especificado. Se espera que su precio se situé entre los 136.000-159.000 euros.