El Seat León es uno de los vehículos que más éxito tienen en nuestro país. El «Golf barato» como algunos lo llaman, tiene un diseño atractivo, juvenil y que gusta a la mayoría de personas. Si lees esto, seguro que estás pensando en comprártelo, pero no tienes claro con qué motor.

¿Gasolina o diésel?

Esta es la gran pregunta que todos nos hemos hecho al comprar un coche. Todos sabemos que a la larga, el diésel interesa más, pero que los vehículos de gasolina tienen un precio de acceso menor. De hecho, un vehículo diésel es entorno a 2.000 euros más caro que uno gasolina de similar potencia.

Vamos a plantear esta comparativa con el motor de acceso diésel y gasolina del Seat León 5 puertas. Ya que con motores mayores, la diferencia de precio no es tan sustancial y depende mucho más de tu tipo de conducción.

Gasolina: precio y potencia

El Seat León de acceso, es un TSI 1.2 de 110 CV. Es el motor que aparece en todas las promociones de la marca y uno de los más vendidos de la gama León. Sin descuentos, parte de los 16.020 euros.

Este motor viene asociado únicamente a una caja manual de 6 velocidades y cuenta con la tecnología Star/Stop. Declara un consumo mixto de 4.9 litros cada 100 kilómetros, que en la realidad, según numerosos usuarios de la web Spritmonitor.de, es de unos 6 litros a los 100. Aunque es cierto que un vehículo de gasolina es más sensible al tipo de conducción.

Diésel: precio y potencia

La gama de acceso diésel, parte de un motor TDI 1.6 de 90 CV, pero vamos a quedarnos con el mismo bloque y una potencia similar, 115 CV, para equiparar la comparativa. Seguramente, el motor más ahorrador del León. Parte de 18.620 euros.

Una de las cosas que más sorprende, es que viene únicamente asociado a una caja de cambios manual de tan solo 5 velocidades. También cuenta con tecnología Star/Stop y declara un consumo de 4 litros cada 100 kilómetros. Según la misma web de antes, el consumo real ronda los 5 litros a los 100.

¿Cuál interesa más?

Realizar 100 kilómetros con el modelo TSI, con 6 litros de consumo real y un precio medio en España de 1.278 euros, nos costaría 7.668 euros. Mientras que con el modelo TDI, con un consumo real de 5 litros y un precio medio de 1.191 euros, nos costaría 5.995 euros.

La diferencia de precio entre ambos modelos es de 2.600 euros. Por lo que para amortizar el TDI respecto al TSI necesitaríamos recorrer 155.000 kilómetros.

Por lo que, a no ser que realices muchos kilómetros a diario, la opción que más interesa y que más recomendamos es el modelo TSI. De hecho, un vehículo de gasolina tiene mantenimientos menores y ese coste aumentaría más los kilómetros para amortizar la diferencia.