El Renault Kadjar 2022, que será la segunda generación del modelo francés, se presentará en sociedad durante la primavera de 2022 y se pondrá a la venta en Europa en torno al verano de 2022. Esta nueva generación del SUV francés guarda aún algunos secretos importantes, pero las fotos espía que han aparecido durante las últimas semanas han dado ya pistas de cómo será y cuáles serán algunas de las características clave que tomará del Nissan Qashqai.

Diseño exterior e interior del Renault Kadjar 2022

El nuevo Renault Kadjar 2022 tomará algunos de los elementos de diseño ya mostrados por el Renault Captur. Sus ópticas delanteras, y las traseras, tendrán una escala evidentemente más grande, pero compartirán el lenguaje de diseño. Ya sabemos también que en la zaga mostrará un techo flotante y un portón del maletero bastante inclinado. Sin embargo, también va a tomar nuevos elementos de diseño del Renault Megane E-tech.

En el interior del Renault Kadjar 2022 se estrenará una nueva pantalla para el sistema multimedia en forma de L. Es decir, una única pieza para el cuadro de instrumentos y el sistema multimedia, y con la tecnología MyLink. El interior se convertirá en la nueva referencia dentro de Renault. Va a estrenar un diseño más limpio y elegante, y más avanzado desde el plano tecnológico, que poco a poco se irá extendiendo al resto de modelos de la marca.

Mecánica, motores y puntos en común del Renault Kadjar 2022 con el nuevo Nissan Qashqai

En tanto que el Renault Kadjar 2022 estará construido sobre la plataforma CMF-C, que es la misma del nuevo Nissan Qashqai, a nivel de mecánica van a ser modelos muy parecidos. Se espera que cuente con el motor 1.3 TCe con microhibridación en 140 y 160 CV, en versiones con tracción delantera y tracción a las cuatro ruedas, pero siempre con cambio automático CVT. Y probablemente con el eje trasero direccional como parte del equipamiento opcional.

Aunque quizá no en su estreno, es probable que el Renault Kadjar 2022 cuente con una versión híbrida enchufable sobre el motor 1.2 TCe, y llegando a ofrecer en torno a los 200 CV. Sobre esta misma versión podría estar disponible también, más adelante, una configuración híbrida enchufable de 280 CV y con sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Por lo tanto, es evidente que la segunda generación va a suponer un importante salto hacia el frente para el Renault Kadjar. Tanto por su diseño como por su equipamiento tecnológico y, por supuesto, por las nuevas configuraciones mecánicas y motorizaciones. No obstante, salvo que los planes de la marca francesa cambien, todo apunta a que las versiones híbridas enchufables tardarán algo más de tiempo en estar disponibles. Y esto, indudablemente, dejaría una gran ventaja a sus competidores dentro del segmento.