En nuestros móviles Android y iPhone ya tenemos nuestras tarjetas de crédito y débito, entradas para el cine y eventos, y otro tipo de documentación. Lo siguiente es tener ahí documentación legal, como es el caso del carnet de conducir. Y Apple, el fabricante de los iPhone, ya tiene la tecnología para que sea posible. De momento, ya han anunciado los primeros lugares en que se podrá usar el móvil y dejar el carnet de conducir en casa.

Como no podía ser de otro modo, los primeros serán varios estados de Estados Unidos. Gracias a esta tecnología, los conductores que tengan un iPhone van a poder registrar su carnet de conducir en la aplicación Wallet, que es la misma que se usa para Apple Pay con tarjetas de crédito y débito, y podrán llevar ahí su permiso de conducción en lugar de la clásica tarjeta física. Los primeros estados serán Arizona y Georgia, seguidos por Connecticut, Iowa, Kentucky, Maryland, Oklahoma y Utah. Estos primeros estados van a hacer una serie de pruebas, pero Apple ya está en conversaciones con otros estados de Estados Unidos para implementar su tecnología próximamente. Y el objetivo, evidentemente, es que se use en todo el país.

El futuro es llevar nuestra documentación en el móvil, incluido el carnet de conducir

En España ya tenemos disponible la aplicación MiDGT en la que podemos llevar el permiso de circulación de nuestro vehículo y nuestro propio carnet de conducir, pero a nivel legal se nos requiere seguir llevando la tarjeta física del permiso de conducción. En realidad, implementar este tipo de tecnologías no es algo excesivamente complejo, más allá de los posibles conflictos a nivel de seguridad y privacidad. Esa es una asignatura que Apple ya tiene resuelta, y que otras compañías tecnológicas como Google, Samsung y sus similares, también han demostrado no tener problemas al respecto.

La clave en todo esto está en que el móvil va siempre con nosotros. Y el carnet de conducir, aunque debería, es más habitual que se nos olvide. Si bien es cierto que el móvil se puede quedar sin batería en un momento dado, en el coche la excusa no es demasiado válida teniendo en cuenta que es un sitio donde podemos cargarlo sin ningún tipo de problema. Y en este caso concreto de Apple, quizá la mayor facilidad sea poder usar el carnet de conducir con el reloj inteligente, más que con el móvil, porque puede agilizar enormemente el proceso de facilitar a los agentes de la autoridad nuestra documentación como conductores.

De momento, en algunos estados de los Estados Unidos, ya van a empezar a utilizar su teléfono inteligente como documentación, como alternativa al carnet de conducir tradicional. Y seguro que, como ocurrió con Apple Pay, solo será cuestión de tiempo que esta tecnología avance a otros países en los que Apple también está presente.