El ‘escándalo Volkswagen’ es de sobra conocido por todos. La multinacional alemana sufrió un duro golpe en el año 2015, cuando se descubrió que habían manipulado los valores relativos a las emisiones contaminantes en vehículos con motor diésel. Pues había más en todo esto: llevaron a cabo un ensayo en el cual diez monos inhalaron los gases de escape de un Volkswagen Beetle.

Respecto a esto, Volkswagen ha emitido un comunicado oficial en el que piden disculpasVolkswagen expuso a varios monos al humo emitido por el escape de un Volkswagen Beetle, algo que estuvo comprendido en un estudio de investigación y cabildeo enfocado a analizar los efectos del escape.

BMW, Daimler, Volkswagen y Bosch financiaron este estudio. Finalmente no se completó, y su actividad cesó durante el pasado año.

salidas de escape del volvo v40

Volkswagen se disculpa: expusieron a varios monos a los gases de escape

‘Estamos convencidos de que los métodos científicos escogidos entonces estaban equivocados’, explican en el comunicado oficial, añadiendo que ‘habría sido mejor prescindir de tal estudio’. En todo esto, Volkswagen pide disculpas por la ‘mala conducta y la falta de juicio de las personas’.

El coche utilizado para este ‘estudio’en el cual diez monos fueron expuestos a los gases de escape, fue el Volkswagen Beetle. Que curiosamente es uno de los modelos más manipulados para cumplir con las limitaciones relativas a las emisiones contaminantes. No obstante, Volkswagen no fue la única, también BMW tuvo relación pero han señalado que no formaron parte de la metodología’.

La información disponible al respecto apunta a que este estudio, financiado a partes iguales por Daimler, Volkswagen, BMW y Bosch, cesó sus actividades durante el año pasado, y que no se completó. Desde Daimler también han emitido un comunicado al respecto ‘distanciándose del estudio’ y añadiendo que ‘las pruebas con animales fueron innecesarias y repulsivas’.