La marca inglesa MINI, que pertenece a BMW, deja atrás el convertidor de par y se suma a la moda del doble embrague. Los vehículos de la marca inglesa, siempre han destacado por su buen comportamiento. Con esto, MINI busca un mayor compromiso entre eficiencia, deportividad y comodidad.

Siguiendo la estela bávara

El nuevo cambio Steptronic de siete velocidades ha sido heredado de sus hermanos mayores de BMW. Ya hemos podido comprobar lo bien que van este tipo de transmisiones, por lo que era lógico la implantación en la marca británica.

No sabemos con que motores estará disponible todavía, pero si sabemos las versiones en las que estará. Tanto los modelos con 3 puertas, como los de 5, e incluso los cabrio, podrán acceder a esta nueva transmisión de doble embrague. 

MINI lo ha anunciado como una alternativa a su ya buena caja manual de 6 velocidades. La marca comenta, que esta nueva transmisión de doble embrague ofrece un mayor confort en marcha, ya que evita los tirones, y es más eficiente al gestionar de manera automática la marcha engranada.

Palanca renovada

Para los menos expertos en la materia, el cambio de doble embrague se basa en utilizar dos embragues. Un embrague, engrana las marchas impares, y otro, las pares. Así, cuando vamos en marcha, la caja de cambios ya tiene preparado la marcha anterior o la siguiente. Con esto, conseguimos una mayor rapidez en el cambio.

La nueva palanca es un calco a la ya utilizada por los modelos de BMW. Con una estética más desenfadada, pero con la misma distribución. Destacar el botón de P, para bloquear el vehículo al estacionar y el modo secuencial. Este modo S, se activa cuando movemos la palanca hacia la izquierda en la posición D. Así, conseguimos un modo manual. Este se utiliza moviendo la palanca hacia delante y hacia atrás.

Compatible con todas las tecnologías

Este cambio de doble embrague sigue permitiendo elegir entre los distintos modos de conducción. Por lo que, con el modo Sport activado, la posición S de la palanca de cambios toma un marcado carácter deportivo. Mientras que si utilizas el modo más ecológico, la respuesta del cambio será mucho más eficiente.

El cambio Steptronic también nos permite utilizar el modo vela, en el que el vehículo desacopla el motor y deja que el coche se mueva por inercia, evitando así el efecto conocido como freno motor. Tampoco se olvida del famoso sistema Star/Stop.

Por último, esta nueva transmisión también admite una gestión del cambio en función de los datos que proporciona el navegador. Por lo que, si se detecta una subida prolongada, el vehículo no subirá una marcha planificando el cambio de pendiente.