Los materiales críticos para fabricar baterías bajarán de precio pronto

Publicado por
Carlos González

Para fabricar coches eléctricos, uno de los componentes clave es la batería. Y para fabricar su batería, que es una de las piezas más costosas, hay algunos metales que juegan un papel protagonista. Pues bien, desde Bloomberg avanzan que en los próximos dos años, según las previsiones, el precio de estos metales empezará a experimentar una notable bajada y esto, evidentemente, repercutirá de forma directa sobre el coste de producción de los coches eléctricos.

Gracias a la fuerte inversión por parte de multitud de empresas en todo el mundo, tanto el cobalto como el litio y el níquel, que son algunos de los metales críticos para la fabricación de baterías de coches eléctricos reducirán su precio en los próximos dos años. Esta es la previsión que hacen los analistas, pero además aseguran que el litio será el metal que más se vea afectado; o lo que es lo mismo, que el litio es el que va a experimentar una mayor caída de precio a lo largo de los próximos dos años y en adelante.

Los precios de los metales con los que se fabrican baterías deberían bajar pronto

En el contexto actual, la demanda de coches eléctricos está en pleno crecimiento, sobre todo por la presión regulatoria en Europa. Eso ha propiciado que exista una cierta escasez de materiales necesarios para producir las baterías de coches eléctricos. Sin embargo, la respuesta de las empresas involucradas en este mercado ha sido hacer inversiones millonarias. Y según apuntan los analistas, pronto vamos a ver un exceso de oferta de este tipo de metales que, efectivamente, propiciará una importante bajada de precios de metales como el cobalto, el níquel y el litio.

Si bien es cierto que la demanda de coches eléctricos continuará creciendo durante los próximos años, parece que las empresas que forman parte de este sector han hecho los deberes y estas inversiones millonarias van a empezar a notarse en el mercado. Según apuntan, a pesar de la crisis que hemos vivido por el suministro internacional, la escasez de semiconductores y el conflicto bélico europeo, así como la crisis sanitaria, son los motivos que han provocado el pico actual de precios. Pero apuntan, por otro lado, a que en menos de dos años los metales críticos para la fabricación de baterías para coches eléctricos experimentarán una fuerte bajada de precio.

Según esta postura de los analistas, el litio será el que más baje de precio. Y en realidad tiene mucho sentido, porque a lo largo de la última década el precio de este material, y por consecuencia el precio de las baterías, ha ido reduciéndose a un ritmo exponencial. De hecho, recientemente vimos cómo ha bajado el precio por kWh de batería. Si no hubiera sido por los diferentes acontecimientos internacionales que han ocurrido en los últimos años, esta tendencia de bajada se debería haber mantenido. Veremos si finalmente se cumplen estas previsiones, que sin duda favorecerían al mercado del coche eléctrico y la transición hacia una movilidad más ecológica.

Publicado por
Carlos González
Etiquetas: Baterías