El próximo mes de septiembre entrará en vigor el ciclo de homologación WLTP, que contempla importantes cambios sobre el examen de emisiones contaminantes de los coches nuevos. Esto ha provocado que algunos modelos desaparezcan, o más bien algunas de sus versiones, en tanto que tendrían que pagar un mayor impuesto de matriculación y esto subiría sus precios. Ahora, la Comisión Europea alerta de la posible manipulación de las emisiones.

Los objetivos, respecto a las emisiones contaminantes, parecen estar mal planteados. Estamos ya empezando a vivir una transición de NEDC a WLTP; del anterior ciclo de homologación al nuevo, que como comentábamos entra en vigor este mes de septiembre. El problema está en que, según ha informado la Comisión Europea a las autoridades nacionales, y a los eurodiputados del Parlamento Europeo, existe un riesgo de manipulación.

humo coche

Es un ‘riesgo potencial’ según la Comisión Europea. Pero no, los fabricantes no están manipulando sus emisiones.

Nueva posible manipulación de las emisiones, pero esta vez para ‘inflarlas’

Los fabricantes, según se explica en esta documentación, podrían inflar las emisiones de CO2 de los coches nuevos en 2020, de manera que los objetivos que se derivan para 2021, 2025 y 2030 serían ‘más relajados’. ¿Por qué? Porque la proposición de la Comisión Europea está en una reducción del 30% en las emisiones para 2030, respecto al objetivo de 2021, fijado en 95 g/km. Para 2025 es de un 15%.

Si el punto de partida está inflado, entonces se reduce de facto la ambición de la propuesta de la Comisión, según se explica en esta documentación. La reducción de las emisiones contaminantes, concretamente las de CO2, podría ser menor y además más cara para los consumidores, en tanto que serían los que asuman los ‘valores inflados’, según alerta Isabell Buschell, representante de la Transport & Enviroment en España.

Por esto, la Comisión Europea ha propuesto varias opciones. Una de ellas es calcular objetivos según resultados de laboratorio, y no en base a las mediciones declaradas. Además, se propone establecer un registro de las mediciones desde el año 2020 y analizar posibles enmiendas a la regulación para implementar medidas de control adicionales.