La obsesión por Nürburgring, por parte de las marcas, es de sobra conocida. De algunos récords de tiempo de vuelta se duda, porque las hay que emplean algunos trucos para conseguir este ‘triunfo’. Sí, las hay que hacen pequeñas modificaciones mecánicas sobre su modelo ‘de calle’ únicamente para pasar por el circuito y ser los más rápidos… en teoría. Sea como fuere, el Lamborghini Urus irá a por el récord.

Con su V6 2.9 de 510 CV de potencia, el Alfa Romeo Stelvio QV es actualmente el SUV más rápido de Nürburgring, por delante del Range Rover Sport SVR. Es a esto a lo que se enfrenta el nuevo Lamborghini Urus, que cuenta con un motor V8 4.0 biturbo de 650 CV de potencia máxima. Sobre el papel, fijándonos únicamente en el motor, parece que no debería tenerlo difícil el ‘Lambo’ para llevarse la marca.

lamborghini urus 2018

Lamborghini se esperará hasta la primavera

Volviendo a aquello de los trucos para ser el más rápido, desde Lamborghini ya han confirmado que quieren el récord, pero han desvelado también que se esperarán a primavera para llevar su Urus a rodar a Nürburgring en busca del récord de vuelta. ¿Por qué? Por algo tan sencillo como que la marca busca que la climatología favorezca a su nuevo SUV.

Más adherencia y unas condiciones idóneas para que su mecánica rinda al máximo. Una humedad idónea, también, para que el comportamiento de sus frenos sea el mejor posible. En definitiva, otro de esos pequeños ‘trucos’ para batir la marca de su rival más directo –en este sentido-, en este momento: el Alfa Romeo Stelvio QV.

Y es interesante esta batalla, porque al fin y al cabo es un duelo entre Ferrari y Lamborghini. Aunque el modelo es de Alfa Romeo, ya sabemos que el propulsor del Stelvio QV es de origen Ferrari, así que el reto es importante para Lamborghini.

A lo que se enfrenta el Lamborghini Urus, en otros términos, es a los 7 minutos y 51,7 segundos que consiguió hacer el Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde.