Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

En Taiwán, incumplir la Ley puede convertir tu Lamborghini en chatarra

Según el país, así es la Ley. Y según sea la legislación, así serán las consecuencias para quien las incumple. Y en el caso de este vídeo, lo que ha ocurrido es que el propietario del Lamborghini Murciélago lo introdujo en el país siguiendo un procedimiento de importación ilegal, aprovechando la matriculación de un vehículo legal en el país, y colocándole su matrícula. Las autoridades del país detectaron el fraude, y han decidido destrozar el Lamborghini para dar ejemplo y evitar que a otros se les ocurra hacer lo mismo.

Aunque destrozar un Lamborghini Murciélago de esta manera pueda parecer producto de un arrebato, no es así: el vehículo llevaba incautado desde el año 2013, y ha sido hace apenas unas semanas cuando se decidió destruirlo en público de una forma bastante llamativa, precisamente para conseguir el efecto disuasorio que se ha conseguido. Es un vídeo que, como no podía ser de otra manera, se ha vuelto viral y ya cuenta con millones de reproducciones.

El vehículo había sido importado ilegalmente, y llevaba colocadas las placas de matrícula de una berlina Ford. Llevaba incautado desde 2013, y finalmente se ha destruído públicamente.

La destrucción pública de un Lamborghini Murciélago en Taiwán como escarmiento

En nuestro país también hay ‘vehículos ilegales’, la mayoría de ellos comprados con dinero blanqueado –por ejemplo-. Ahora bien, nuestra legislación no termina con estos vehículos siendo destrozados en público, sino en una subasta pública o cediéndolos a los cuerpos de seguridad para operaciones contra el narcotráfico, entre otros. Y en Taiwán, sin embargo, lo que se ha hecho es destrozarlo en público como escarmiento, para evitar que vuelva a ocurrir.

El propietario del vehículo, por cierto, en el último momento intentó legalizar el vehículo para evitar que ocurriera lo que hemos visto en el vídeo, pero no le fue posible. Así, seguro que no volverá a jugar con la Ley del país, que evidentemente es lo que pretendían las autoridades haciendo chatarra su flamante Lamborghini en un desagradable evento público.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!