Categorías: Actualidad

Hasta 34 kWh en casa con este kit de autoconsumo para no volver a pagar por la luz

Publicado por
Carlos González

Contar con placas solares en casa es una excelente idea si tienes un coche eléctrico, porque el ahorro en la factura de luz es realmente grande. Pero si esto se complementa con una batería doméstica, entonces es todavía más interesante. Y eso es lo que propone la empresa Neosun, un completo kit de autoconsumo pensado para tener independencia de la red y de ese modo olvidarnos de tener que volver a pagar por la luz. Cuenta con toda la instalación y equipamiento de energía solar con paneles fotovoltaicos y un sistema de almacenamiento energético modular que puede llegar hasta los 34 kWh como máximo.

Lo llaman ‘Residential Off Grid’ y es un kit de autoconsumo escalado exactamente a las necesidades de cada unidad doméstica. Para la parte de producción de energía solar se basa en los módulos Neosun MaxPower, que son paneles solares con células monocristalinas y con tecnología PERC. Estos módulos tienen un rango de potencia de 300 W a 370 W y una eficiencia por célula de hasta el 21,4%, con resistencia hasta 5.400 PA de carga de nieve y 30 años de garantía de rendimiento. Pero este despliegue de paneles solares va conectado además a un inversor de corriente híbrido y a un sistema modular de baterías.

Así es el kit de autoconsumo de Neosun para desconectarte de la red y olvidarte de volver a pagar por la luz

El inversor de corriente híbrido puede operar en paralelo hasta 30 kW y se puede configurar en tres modos distintos: encendido, fuera de la red y UPS. El segundo de ellos es el modo que permite la independencia energética completa de la red eléctrica, y el tercero está orientado a satisfacer las necesidades de demanda energética únicamente como respaldo en caso de cortes y apagones, por ejemplo. Es un dispositivo con carcasa de acero inoxidable y certificación de resistencia al agua y el polvo IP65, con dos rastreadores MPPT avanzados y protección frente a sobretensiones, sobrecargas y sobrecalentamientos que tiene 5 años de garantía.

Y llegamos al punto clave que es el sistema modular de baterías compuesto por unidades de 5,7 kWh. Son módulos de almacenamiento energético basados en baterías LFP con una vida útil de más de 6.000 ciclos de carga y descarga. Cada uno de estos módulos tiene de forma independiente una capacidad de almacenamiento energético de 5,7 kWh, pero se pueden combinar hasta 34 kWh. Cada uno de ellos tiene su propio BMS integrado, y gracias a la química de sus celdas podemos esperar que duren más de 20 años sin ningún tipo de problema, y ofreciendo una profundidad de descarga del 90%.

El punto fuerte está en que, como comentábamos anteriormente, es un kit de autoconsumo que está ideado específicamente para abandonar la red eléctrica. Es decir, que está diseñado para que podamos tener nuestra propia energía tanto en producción como en almacenamiento y gestión. Y eso quiere decir que, dimensionándolo de la forma adecuada a las necesidades de nuestra vivienda, nos puede ser perfectamente válido para olvidarnos de volver a pagar por la luz.

El kit de autoconsumo es totalmente escalable tanto por el despliegue de paneles solares, con más o menos unidades en función de nuestras necesidades de producción de energía solar, como por unidades de almacenamiento de energía. Se puede diseñar para que efectivamente abandonemos la red eléctrica por completo y de forma definitiva, como un sistema híbrido para buscar el máximo ahorro energético posible, o como un simple respaldo energético para proteger nuestra vivienda de cortes de suministro.

Publicado por
Carlos González