Geely, la empresa matriz de Volvo y de Lotus, ha anunciado que va a invertir fuertemente en el desarrollo de vehículos impulsados por metanol. Un movimiento que tiene que ver con sus intenciones de reducir las emisiones contaminantes y, por supuesto, reducir las dependencias con respecto a las grandes petroleras. Y no es una sorpresa, porque no es la primera vez que escuchamos hablar del metanol como alternativa dentro del sector.

Desde Geely aseguran que los vehículos impulsados por metanol son capaces de conseguir unas emisiones contaminantes significativamente mejoras que las que ofrecen los modelos gasolina y diésel. Y que, además, puede producirse a través de fuentes sostenibles. El metanol se puede producir –entre otros métodos- a partir del carbón. Y en China el carbón abunda, así que esto podría ayudar al país a conseguir una cierta independencia energética respecto al resto del mundo, y reducir las dependencias frente a las grandes compañías dedicadas al petróleo. Por supuesto, todo ello enfocado también a reducir las emisiones contaminantes.

El eFuel es otra de las alternativas a los eléctricos puros.

El metanol es la opción de Geely para reducir las emisiones contaminantes de sus coches

La compañía ha anunciado que ya tiene desarrollada una flota de taxis, operativa en algunas ciudades del este de China, y que también han trabajado en camiones con metanol que empezarán a llevar a cabo una serie de pruebas próximamente. La matriz de Volvo y de Lotus ha invertido en la islandesa Carbon Recycling International, una compañía que ha desarrollado técnicas de producción de metanol a partir del propio dióxido de carbono disponible en la atmósfera. Así que no solo serían capaces de reducir las emisiones con sus vehículos, sino también con la propia producción de metanol.

Pero el propio Li Shufu, presidente de Geely, ya ha señalado en una conferencia de prensa que, aunque la tecnología es prometedora, todavía no hay garantías de que el metanol termine de convertirse en una realidad. De momento es un concepto interesante y la compañía está fuertemente interesada en su desarrollo, pero en China se está apostando de manera sólida por los eléctricos puros.

Geely consiguió vender 1,3 millones de coches durante el pasado año en China. Y el presidente de la firma ha asegurado que ‘se seguirá invirtiendo en tecnologías basadas en el metanol’, pero ha avanzado que ‘podría fallar al final, pero actualmente se trabaja en ello’. Y por supuesto, en Geely no dan la espalda a los híbridos, eléctricos puros y vehículos de pila de combustible. Aunque estos últimos, como ya sabemos, en el campo de los vehículos comerciales.

Fuente