Unos días atrás pudimos saber que el Grupo Volkswagen compartirá una plataforma para todos los coches eléctricos de Volkswagen, Skoda, Audi, Porsche, CUPRA… Y ahora, Mercedes-Benz, en el anuncio de su estrategia de electrificación, ha señalado que contarán con un conjunto de cuatro plataformas distintas para toda su gama de coches eléctricos. Se llamarán MMA, MB.EA, AMG.EA y VAN.EA. Que por sus denominaciones es bastante evidente su aplicación, pero veamos qué uso va a tener cada una de ellas.

Hasta ahora los coches eléctricos de Mercedes-Benz habían venido usando plataformas ‘clásicas’, de vehículos térmicos, pero adaptadas. Y era el Mercedes EQS su gran revolución en este sentido, porque era el primer modelo desarrollado sobre una plataforma específica para modelos eléctricos. Esta plataforma es la EVA2, conocida también como MEA por su ‘Arquitectura Eléctrica Modular’. Y esta es la misma plataforma que llevará el EQE, el próximo año 2021, así como las versiones SUV del EQE y el EQS, previstas para finales del próximo año 2022. Pero teniendo en cuenta este contexto ¿Cómo va a cambiar Mercedes-Benz con la llegada de estas cuatro plataformas?

Las cuatro plataformas de Mercedes-Benz para su gama completa de coches eléctricos

La EVA2 del Mercedes EQS, y estos modelos que comentábamos, pasará a formar parte de la MB.EA, la ‘Arquitectura Eléctrica de Mercedes-Benz’, que es la plataforma para eléctricos medianos y grandes. Por su parte, la MRA va a hacer exactamente lo mismo, que es la plataforma que se ha estado utilizando para los híbridos enchufables de la gama de Mercedes-Benz. Y la nueva MMA será para los modelos eléctricos compactos, que es el caso de modelos como el EQA y el EQB. Gracias a que sabemos que debutará en el año 2024, podemos ya ir contando con que será en esa fecha cuando uno, el otro, o los dos, reciban una nueva generación.

La tercera de las nuevas plataformas de Mercedes para los coches eléctricos será la AMG.EA, que se denomina AMG Electric Architecture, y que es evidente que estará destinada a los modelos de altas prestaciones. Y la última, la cuarta de ellas, es la VAN.EA, evidentemente destinada a modelos comerciales y, en general, furgonetas.

Es curioso que Mercedes-Benz, a diferencia del Grupo Volkswagen, vaya a utilizar cuatro plataformas distintas para su gama de coches eléctricos. Pero la marca alemana tiene muy claro cómo quiere enfocar sus productos, a pesar de la electrificación, y parecen decididos a hacer una importante diferenciación de toda su gama. Ese problema, el de la diferenciación de producto, es el que se planteaba cuando Volkswagen dio a conocer que su gama se simplificará para utilizar una única plataforma modular para coches eléctricos.