En los últimos días, el uso de dispositivos móviles al volante está siendo uno de los temas más candentes. La DGT quiere acabar con las distracciones, el principal motivo de accidentes y muertes en carretera en la actualidad. Es por ello que estudia elevar las sanciones con una mayor pérdida de puntos (entre 4 y 6), pero al mismo tiempo, también valora que utilizarlo en el semáforo no conlleve la pérdida de ellos y sólo acarreé una sanción económica.

Este punto es muy importante porque algunos medios como por ejemplo El Periódico o Motorpasión afirmaban que lo que realmente estaba estudiando la Dirección General de Tráfico es no sancionar, algo completamente falso. Que una sanción no conlleve la pérdida de puntos no quiere decir que no acarre un importe económico. otros medios como Europa Press Los titulares de dejaban el enfoque claro.

El uso del móvil al volante, distrae pero no es peligroso

Este parece ser el argumento esgrimido por la DGT en un principio para permitir el uso en los semáforos y, también, durante los atascos. Como el vehículo se encuentra detenido por circunstancias del tráfico (que no es lo mismo que parado o estacionado, donde el uso del móvil sí está permitido), usar el móvil no sería igual de peligroso que hacerlo en marcha aunque seguiría estando prohibido.

En caso de utilizarlo, conllevaría la pertinente sanción económica pero no la pérdida de puntos como si hacemos uso de él en marcha. De igual forma, las sanciones por exceso de velocidad no acarrean pérdida de puntos hasta llegar a un máximo preestablecido, por debajo del cual sólo supone un importe económico.

Movil volante 02

Sin embargo esta posibilidad abre un interesante debate ya que si ahora, acarreando una pérdida de puntos, la gente lo usa igual, ¿cuánta gente lo usará de permitirse relativamente su uso? Y es que debemos recordar que en una detención debemos seguir atentos a todo lo que nos rodea, pues el vehículo permanece en circulación.

Es necesario evitar obstaculizar, por ejemplo, a un vehículo de emergencias que puede que no escuchemos por estar atentos al móvil o, también, ralentizaremos la fluidez del tráfico por no percatarnos de cuando la luz cambia de rojo a verde.

Víctimas y automovilistas en contra de esta medida

Organizaciones de víctimas de accidentes de tráfico y de automovilistas consideran que la medida que está estudiando la DGT puede ser contraproducente, ya que incentivará el uso del móvil dentro del vehículo con lo que aumentaría el riesgo de accidentes.

La Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico PAT-APAT, Francisca Domenech, declaraba lo siguiente a Europa Press:

Si se ha iniciado una conversación en ‘whatsapp’ durante la marcha vas a estar atento a lo que pasa en el móvil. Creo que no es acertado. Es importante entender que el móvil genera un enganche de la inmediatez de responder o ver lo que tenemos en el teléfono y eso puede costar un accidente. Si realmente es urgente contestar, lo adecuado es parar el coche, aparcar y hacerlo.

En esta línea, el Coordinador de Seguridad Vial de RACE, Jorge Castellanos, señalaba que la mayoría de conversaciones ya empiezan en los semáforos y que estos no esperan a que terminen por lo que alguien que haya iniciado una conversación es más que seguro que, durante la marcha, continuará con ella.

Por ello desde RACE quieren que se siga sancionando y retirando puntos como hasta ahora:

Los mensajes de seguridad vial deben ser claros para el ciudadano, una conducta que implique un riesgo debe tener una sanción o retirada de puntos lo más clara posible independientemente de la situación.