El VW Jetta de Fast & Furious a la venta: ¡callese y coja mi dinero!

Todos los petrolhead quedamos impactados en su momento por la película Fast and Furious (de la que el otro día supimos que ya ha empezado el rodaje de su spin-off). Veinte años después y vista en perspectiva, a algunos nos sigue encantando y otros, han madurado y tiene un SUV diésel. Pero dejando a un lado la ironía, era la época del tunning duro en España y todos quedamos alucinados con la conversión del Volkwagen Jetta de Jesse, el cual se ha puesto ahora a la venta en Autotrader.

No es la primera vez que este modelo sale a la venta y, por lo que hemos podido saber, su propietario es el también actor Frankie Muniz (que lo adquirió cuando tenía 16 años), más conocido por la serie Malcolm in the middle. Su estado es muy bueno, a pesar de que hablamos de un modelo de 1995 y se encuentra en el mismo estado en el que finalizó la película.

Un pobre Volkswagen Jetta GL fustigado por un Honda S2000

Jesse era un genio en la puesta a punto de motores pero por desgracia, el Volkswagen Jetta GL de 1995 propiedad de la madre, daba lo que daba. Y enfrentarse al Honda S2000 de Tran le salió muy caro. Tanto que acabó pagando con su vida.

De hecho el Jetta del que hablamos conserva su mecánica original de 2.0 litros, 115 cv y transmisión automática de cuatro velocidades, pero se trabajó en su momento muy a fondo en la parte estética dotando al compacto alemán de un kit aerodinámico Wing Wests además de llantas de mayores dimensiones. Y sí, si te lo preguntas viene con pinzas de frenos, no como en la película).

El interior también cuenta con multitud de detalles como los asientos deportivos, la jaula antivuelco parcial en la que no se prescinden de los asientos traseros, un equipo de sonido Alpine, sistema de óxido nitroso (creemos que no funcional) e incluso una Play Station 2 integrada.

Por último, el VW Jetta cuenta con los autógrafos de Paul Walker, el propio Chad Lindberg (Jesse) y el director de la película, Rob Cohen.

El precio de venta se encuentra en 100.000 dólares, curiosamente una cifra casi idéntica a la que en su momento pagó Frankie Muniz. Si estáis interesados, ya sabéis. Por menos dinero puedes tener un coche igual, pero no este coche. Ahora bien, no sabemos si Johnny Tran (Rick Yune) irá tras de ti para cobrarse el coche que ganó, de forma justa, en las Race Wars.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.