Tesla está especializada en coches eléctricos, y su CEO Elon Musk está especializado en incumplir los plazos que promete. Dejando a un lado las bromas, una vez más el directivo ha anunciado un retraso para el Tesla Roadster. Según sus últimas declaraciones, que para variar han llegado a través de Twitter, y como respuesta a la pregunta de un usuario, el Tesla Roadster no se lanzará hasta 2023, y tampoco es segura esta nueva fecha al cien por cien.

Elon Musk ha comentado en la red social Twitter que este año 2021 ha sido ‘súper loco’ por la escasez de suministro. En realidad, el directivo se refiere a la crisis de los microchips, que no solo ha afectado a Tesla sino a todos los fabricantes del sector del automóvil. Y en esta misma publicación ha señalado que ‘daría igual si hubiera 17 productos nuevos, porque ninguno se podría llevar a cabo’. No obstante, lo más interesante que ha señalado ha sido al final de su tuit, donde ha señalado que ‘suponiendo que 2022 no sea un mega drama, el nuevo Tesla Roadster debería llegar en 2023’.

Una vez más, el Tesla Roadster retrasa su fecha de lanzamiento

La segunda generación del Tesla Roadster se presentó allá por el año 2017, y en aquel entonces aseguró que empezaría a producirse en 2020. Pero en aquel mismo evento también se presentó el Tesla Semi, y de él se señaló que se empezaría a fabricar en serie desde el año 2019. Ni un producto, ni el otro, han llegado a materializarse. De nuevo, Elon Musk se comprometió a fechas de lanzamiento que finalmente no ha podido cumplir con sus productos. Pero ¿qué es lo que ha pasado?

Entre otras cosas ha ocurrido la pandemia del coronavirus, pero también ha habido problemas con proveedores de baterías. Y en tanto que se supone que ambos modelos deberían utilizar las nuevas celdas 4680, es indudable que Tesla se enfrenta a algunos problemas, porque en estos momentos ni siquiera tienen suficientes para poder utilizarlas en el Tesla Model Y. De momento, Tesla está trabajando con un ‘plan B’, que es utilizar las celdas 2170.

A principios de este mismo año, Tesla ya confirmó que la producción del Tesla Roadster tendría que retrasarse hasta 2022. Sin embargo, este año la crisis de los microchips ha sido otro duro golpe para la compañía y, como comentábamos, para todo el sector del automóvil. De hecho, Tesla ha sido una de las compañías que mejor ha sabido lidiar con esta falta de componentes. No obstante, ha sido inevitable retrasar el Tesla Roadster. Y llegados a este punto, de hecho, es posible que la firma dedicada a los coches eléctricos priorice el Tesla Model 2.