Con el Skoda Scala, la marca checa ha conseguido tener en su gama uno de los modelos más interesantes de su categoría –o el más interesante, posiblemente-. El modelo se introdujo en el año 2019, así que no está en absoluto anticuado, pero ya sabemos que están preparando un restyling para el año 2023. Y no solo habrá novedades en el diseño exterior, para ponerlo a tono con los últimos lanzamientos de la marca, sino que esta actualización servirá también para renovar el interior del modelo y modificar las configuraciones de equipamiento.

De momento, gracias a las fotos espía, ya podemos saber del Skoda Scala 2023 que, aunque los faros van a conservar su forma actual, se va a modificar el dibujo de su iluminación. Más concretamente, la marca checa tiene pensado mover la tira de LED de la iluminación diurna desde el borde superior del faro –que es donde está en la versión actual del modelo- a la parte inferior. De este modo, la iluminación diurna va a hacer la división con respecto a la parte baja de la óptica. Pero además, en el diseño del frontal ya tienen previsto que el nuevo Skoda Scala 2023 tenga una parrilla más amplia y con un aspecto algo más vertical.

¿Qué cambiará en el Skoda Scala 2023? El restyling del modelo ya está en marcha

La intención, en la renovación estética de este Skoda Scala 2023, será buscar los puntos en común con el nuevo Fabia; es decir, que algunas de las novedades que ha presentado el Skoda Fabia 2021, en cuanto a su diseño, se llevarán al restyling del Skoda Scala. Por ejemplo, en el paragolpes delantero, que será de nuevo diseño, se eliminarán las luces antiniebla. Pero además, en la parte más baja de este paragolpes delantero, donde están las tomas de aire, se va a introducir un nuevo elemento de división. Y en función de la versión escogida, y de su equipamiento, se va a modificar la presencia de los elementos cromados.

Hay algunos otros cambios que ya podemos ir anticipando en este restyling del Skoda Scala, como comentábamos, gracias a las fotos espía que ya existen del modelo. En el diseño de la parte trasera del modelo también los pilotos mantendrán su forma, pero se espera que se aclare la tulipa de las ópticas y que, al mismo tiempo, se aproveche para cambiar el dibujo de iluminación. Esto es lo que cada vez más frecuentemente se hace en los restyling, pero además también se introducirá un nuevo paragolpes en la parte trasera que, entre otras cosas, va a cambiar la ubicación de los catadióptricos a una posición más baja que la que ocupan actualmente.

En el interior del nuevo Skoda Scala 2023 habrá cambios relevantes como una sustancial mejora de las calidades de construcción. Pero además, se modificará la gama de equipamientos, como es habitual en los facelift, principalmente para mejorar las opciones del modelo en el apartado tecnológico. Y cómo no, este restyling del Scala servirá para actualizar la gama de motores y mecánicas de tal modo que se puedan reducir los consumos, a pesar de que ya son buenos en el modelo, y reducir las emisiones contaminantes para continuar cumpliendo con las exigencias de la normativa europea.