Hace apenas unos días, Renault enseñó un prototipo de su nuevo Renault 5, que a priori llegará únicamente con un sistema de impulsión totalmente eléctrico. Pero en aquel momento no hablaron sobre su posicionamiento en el mercado, y tampoco sobre el posicionamiento en el catálogo de la propia marca francesa. Ahora, sin embargo, sí han aclarado algo más al respecto señalando que no sustituirá a ningún modelo.

Esto quiere decir, sencillamente, que en contra de lo que muchos creyeron cuando se presentó el nuevo Renault 5 eléctrico, con el lanzamiento de este modelo –previsto antes del año 2025- no se dejarán de vender ni el Clio ni el Zoe. No va a ser el sustituto de ninguno de estos dos modelos, a pesar de que sus dimensiones van a ser parecidas tanto a las del Renault Clio como a las del Renault Zoe.

Clio y Zoe convivirán con el nuevo Renault 5 eléctrico

El nuevo jefe de diseño es quien ha arrojado algo de luz a esta incógnita –que ya ha dejado de ser una incógnita, claro-. Ha señalado que el nuevo Renault 5 eléctrico no pretende reemplazar al Clio, como tal, aunque hay dudas sobre el Clio y el Captur. Según el directivo, en Renault se plantean cuál debería ser el futuro tanto del Clio como del Captur; dudas como, por ejemplo, cuál es la estrategia a llevar a cabo a nivel global y qué tipo de fuente de energía deberían utilizar en cada país, en función de las regulaciones locales. Y esto es algo que ‘cambia cada mes’.

Desde Renault han reconocido que en su estrategia a futuro, efectivamente hay muchas opciones para el segmento B, y es algo que cambiará en el futuro. No obstante, por el momento, y tal y como señaló también el vicepresidente del Grupo Renault, Clio y Zoe se mantendrán a la venta a pesar del lanzamiento previsto de este nuevo Renault 5 eléctrico. Entre otras cosas, porque el Zoe es el eléctrico más vendido en toda Europa. Es un coche que funciona en el mercado.

El Renault 5 eléctrico debería llegar en 2023

De momento no se ha confirmado la fecha exacta de lanzamiento del nuevo Renault 5 eléctrico, pero sí está confirmado que llegará antes de 2025. Todo apunta a que el lanzamiento se producirá en el año 2023, y de la mano de una reinterpretación del 4L –tampoco confirmado-. La duda, en estos momentos, es si el Renault Twingo también se mantendrá, o si la marca francesa tiene idea de abandonar el modelo. Un modelo que, por otra parte, nunca ha llegado a coger tracción en nuestro mercado.