Seguro que muchos recordarán cuando Mercedes se atrevió a dar un giro de 360 grados a su Clase A y, con ello, consiguió atraer un nuevo público. La intención de Mercedes en aquel momento era vender coches a los jóvenes y lo consiguieron. Pues algo parecido está pasando con el Volkswagen ID.3. Y es que el mayor éxito del modelo está en que, según los datos que hemos podido conseguir, la mitad de las unidades que se han vendido en Europa son a gente que nunca había tenido un Volkswagen anteriormente.

Klaus Zellmer, jefe de ventas de Volkswagen, ha comentado que ‘el Volkswagen ID.3 es un éxito absoluto’, y se refiere precisamente a este interesante dato: el 50% de las unidades vendidas de Volkswagen ID.3 en Europa, que han sido en torno a 144.000 unidades durante los nueve primeros meses de este año, las han comprado personas que nunca antes habían tenido un coche de Volkswagen. Es decir, que el nuevo modelo compacto  eléctrico de Volkswagen está funcionando como una excelente herramienta de captación de nuevos clientes. Algo que, sin duda, es importante en la estrategia de una marca.

Pero… ¿realmente está siendo un éxito el Volkswagen ID.3, o las cifras no son para tanto?

Este dato hay que ponerlo en contexto. De promedio, en torno al 36% de los compradores de un coche suelen ser ‘nuevos usuarios de la marca’. Y en este caso, como avanzábamos, la relación se acerca a un 50%. Así que sí, es un buen dato para Volkswagen. Pero además hay que tener en cuenta que este coche en concreto es el engranaje en la evolución de Volkswagen del coche térmico al eléctrico. Es decir, que era un modelo crítico para que nuevos clientes entren a formar parte de Volkswagen y, a partir de ahí, fidelizar de cara a esta ‘nueva era electrificada’.

Por otro lado, hay que considerar también el dato de que el Volkswagen ID.3 y el ID.4 han conseguido que la marca sea líder del mercado de los coches eléctricos en Europa durante la primera mitad de 2021. Sin duda, este dato es también importante y confirma que la marca alemana está apuntando en la buena dirección. A pesar de eso, como le ocurre al resto de fabricantes, la barrera de entrada más preocupante es el precio mínimo. En esto, un modelo inferior ayudará a que Volkswagen pueda hacer crecer su cuota de mercado.

Según los datos que Volkswagen ha hecho públicos, de una encuesta a sus clientes alemanes, el 60% eligieron el modelo por su ‘respeto al medioambiente’ y el 51% lo hicieron por su tecnología. No sé a ti, pero a mi esto me importa bastante poco. En cualquier caso, al tiempo que Volkswagen ha hecho pública toda esta interesante información, también han recordado que esto es ‘un gran paso hacia el objetivo de la movilidad neutra en carbono’.