Tras mucho, mucho tiempo de espera, Tesla finalmente ha lanzado de forma oficial su servicio Full Self-Driving como tecnología de conducción autónoma en vehículos compatibles. Se trata de una suscripción mensual con un coste de 199 dólares/mes. Pero ¿hasta qué punto es capaz de ofrecer conducción autónoma, ahora mismo, un coche de Tesla?

Las funciones de conducción autónoma que ofrece Tesla con este nuevo servicio de suscripción son varias. El sistema de circulación automática con cambio autónomo de carril, el sistema de aparcamiento autónomo, Summon y la respuesta a semáforos y señalizaciones de parada. Pero además, este será el servicio que permita a los usuarios de modelos de Tesla disfrutar de la conducción autónoma de nivel 5, que es la conducción autónoma completa, tan pronto como se inicie el despliegue de esta funcionalidad.

La conducción autónoma de Tesla es de pago: 199 dólares al mes por el servicio de suscripción

El año pasado ya se rumoreó sobre la posibilidad de que Tesla lanzase su sistema de conducción autónoma como un servicio de pago. Y ahora, con el lanzamiento oficial, se confirman las sospechas. Inicialmente, Elon Musk comentó que podría llegar a finales del pasado año y más adelante señaló que llegaría para principios de 2021, pero se ha ido retrasando su lanzamiento hasta ahora.

No solo se había retrasado la llegada de la suscripción, sino también la versión v9, que ahora mismo está disponible como beta. Ahora, aunque solo en algunos países, Tesla ya ha estrenado este servicio de suscripción que se puede activar desde el móvil y que no tiene ningún tipo de compromiso de permanencia. Es decir, que también desde la aplicación de Tesla para dispositivos móviles se puede desactivar en cualquier momento de manera rápida y sencilla.

Hasta ahora, Tesla ya había ofrecido multitud de opciones de conducción autónoma de forma totalmente gratis. Pero con la llegada de este paquete de suscripción, las cosas cambian. Y mientras tanto, otros fabricantes del sector que ofrecen tecnologías de conducción autónoma parecidas siguen ofreciéndoselas a sus clientes de forma totalmente gratis. No obstante, teniendo en cuenta este movimiento por parte de Tesla, es posible que el software empiece a jugar un papel clave en la automoción en los próximos años. Y que, efectivamente, se estandarice que la conducción autónoma sea un servicio de pago en cualquier modelo de cualquier marca.