Seguramente es una pregunta que en más de una ocasión nos hemos hecho. Si descontamos el beneficio del concesionario, los gastos de transporte y el coste de la fabricación del coche, ¿cuánto ganan las marcas en cada coche? O de otra forma, de los miles de euros que tardaremos en pagar religiosamente un porrón de años, ¿con cuánto le estamos ayudando a crecer?

Lo cierto es que el margen de beneficio de las marcas generalistas suele ser mínimo, debido sobre todo a la fiera competencia que hay entre las marcas y el beneficio viene propiciado de cuál es el volumen total de vehículos que eres capaz de vender. Sin embargo las marcas premium y aquellas que fabrican superdeportivos son los que más margen de beneficios tienen cada vez que venden un coche.

Es por ello que en más de una ocasión hemos visto como alguna marca, de dos y cuatro ruedas, ha redirigido su línea de negocio fabricando vehículos más caros que, aunque se venden menos, aportan una mayor ganancia por cada uno de ellos.

Gracias a un estudio realizado por Boerse Expert, podemos saber cuánto ganan algunas de las marcas más conocidas. De todas ellas, Ferrari es quien se sitúa a la cabeza y lo hace además de forma clara.

Cada Ferrari vendido supone un beneficio de 69.000 euros

Ferrari híbrido

Tras los seis primeros meses del año, Ferrari se encuentra en lo alto de la tabla en la que se relaciona el beneficio conseguido por la empresa en función del número de vehículos vendidos. Así la marca de deportivos italianos consigue ingresar nada menos que 69.000 euros por cada coche que pone en la calle. La archienemiga de Ferrari, Lamborghini, no hace público sus beneficios y por lo tanto no se ha podido calcular cuál es su margen de beneficios. Otra marca mítica de deportivos, Porsche, gana 17.000 euros por cada coche.

Los tres grandes rivales alemanes, Mercedes-Benz, BMW y Audi ganan aproximadamente lo mismo por cada vehículo que venden, unos 9.000 euros. Maserati, otra de las marcas perteneciente al conglomerado FCA se embolsa unos 5.000 euros por cada coche, algo más de lo que llega a ganar Volvo por cada modelo. La que menos beneficio obtiene por cada coche vendido es Jaguar – Land Rover, quienes actualmente ganan menos de 1.000 euros por coche.

Pero no todos presentan beneficios, algunas marcas como Rolls-Royce por ejemplo pierde 17.000 euros por cada coche que vende. Pero ello es debido a una razón muy importante y es que todo el dinero lo están invirtiendo en el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas a los vehículos eléctricos, por lo que de momento no hay margen para las ganancias. Algo similar ocurre con Tesla que, aproximadamente, pierde 11.000 euros con cada coche pero como hemos visto, el gigante eléctrico americano ya empieza a tener beneficios y poner en apuros a otras marcas consolidadas.