Spain is different. Pero por desgracia muchas veces lo es para lo malo y no para lo bueno. Toda Europa utiliza distintivos azules en sus ambulancias… ¿Toda? ¡No! Un país poblado por Gobernantes muchas veces incompetentes resistía todavía y siempre al cambio de luces. Pero por suerte, a partir del 1 de julio esta situación cambiará y ya podrán llevar rotativos azules de forma legal.

El Director de la DGT, Gregorio Serrano, aprovechaba ayer la jornada de clausura de la jornada técnica celebrada en Orense sobre coordinación de los servicios de emergencias en incendios forestales para anunciar esta reforma de ley que entrará en vigor en los próximos meses.

Una reivindicación que data de hace más una década

Corría el año 1968 (sí, hace medio siglo), cuando en la Convención de Viena se estableció que para aquellos vehículos prioritarios, las luces rotativas a utilizar serían de color rojo y azul con el fin de diferenciarlos de aquellos vehículos especiales o lentos como tractores, de obra pública o transportes especiales.

Sin embargo en España se siguió manteniendo las luces naranja o mejor dicho, amarillo auto. En 2006 se intentó realizar el primer intento de cambio con una proposición no de ley pero no se llevó a cabo. El segundo intento fue en 2010 pero finalmente hasta 2018 no se ha producido el paso necesario para adecuar las luces al resto de países europeos.

Con el fin de que puedan ir adecuándose los vehículos, la DGT emitirá una instrucción provisional antes de la entrada en vigor, con el fin de que puedan realizar las reformas necesarias por parte de todos aquellos que así lo deseen.

De esta forma, los vehículos de los servicios de emergencia sanitaria serán reconocibles de una manera mucho más sencilla y visual gracias al uso de los rotativos V-1 en color rojo y azul en detrimento de los V-2 amarillo auto que venían usando hasta ahora y que, en según que circunstancias, impedía a los conductores reconocer de qué vehículo se trataba y poder así cederles el paso de una manera mucho más rápida.

Bueno, al menos siempre y cuando no circulen más atentos a otras cosas que a la conducción.