Una gran alianza entre los principales fabricantes del sector de la automoción se ha anunciado hoy: desplegarán 400 estaciones de carga para vehículos de propulsión eléctrica en Europa desde 2017. En el acuerdo se han unido el Grupo BMW, Daimlear AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen.

Este nuevo acuerdo para el despliegue masivo de los coches eléctricos arrancará el próximo año 2017 con la construcción conjunta de 400 estaciones de carga para vehículos de propulsión eléctrica. Un golpe sobre la mesa que pondrá como bandera el Sistema de Carga Combinada, compatible con la generación actual y próximas de los coches eléctricos, y con una potencia de hasta 350 kW para simplificar la carga hasta acercarla –en tanto que sea posible- al repostaje de vehículos de combustión interna convencionales.

mercedes eq generation

Una completa red de cargadores para coches eléctricos en Europa

De forma conjunta estos fabricantes del sector se han propuesto colaborar en la construcción de una completa red de cargadores para coches eléctricos dentro del territorio europeo. De esta manera, su ubicación estratégica cerca de autopistas y autovías permitirá hacer viajes de largo recorrido por el continente, algo que hasta ahora no era posible. Es un proyecto que se iniciará en 2017, y coincidiendo con la fuerte inversión de cada una de ellas por el desarrollo de nuevos coches eléctricos con más autonomía.

Lo que se pretende, según declaraciones de la directiva de cada marca, es facilitar la implementación masiva de los coches eléctricos poniendo al alcance de sus usuarios una completa red de cargadores rápidos, con hasta 350 kW. Y aunque se iniciará el próximo año 2017 con 400 nuevas estaciones de carga, en 2020 se intensificará el despliegue con la llegada, además, de nuevos modelos eléctricos de mayor autonomía por parte de cada uno de estos fabricantes. Ahora sí, por lo tanto, estamos ante el inicio del despliegue definitivo de los vehículos eléctricos.