Próximamente tendremos al Skoda Kodiaq SportLine como nueva opción en la gama del SUV checo y desmarcándose como opción más deportiva, según se ha podido conocer de forma anticipada, y tras su presentación oficial esperada para el Salón del Automóvil de Ginebra 2017, durante el próximo mes de marzo. Es, únicamente, una de las varias nuevas opciones que se ofrecerán, basadas en el nuevo SUV checo.

No es ningún secreto que el Skoda Kodiaq va a crecer en opciones durante los próximos meses, más allá de las versiones que tenemos ahora disponibles por motores y acabados. Están ya planteados el Skoda Kodiaq Coupé, que anteriormente llegará a China y se espera se comercialice también en Europa, y una versión híbrida enchufable prevista para el próximo año 2019. Pero antes de todo eso, el Skoda Kodiaq SportLine marcará la parte más alta del catálogo en términos de deportividad.

El Skoda Kodiaq SportLine será la opción más deportiva del SUV en 2017

Su presentación se espera que se produzca en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017, el próximo mes de marzo, y a diferencia de las opciones actuales contaría con las mecánicas de 240 y 280 CV, con un turbodiésel y el 2.0 TDI que ya conocemos gracias al Superb –entre otros modelos del Grupo Volkswagen-. Además de estas mejoras mecánicas, contará también con una suspensión rebajada para reducir su altura libre al suelo y ser más apto en carretera, y especialmente en busca de la deportividad.

En el interior se esperan cambios también, como asientos deportivos y volante siguiendo la misma tónica, y por supuesto el diseño exterior se modificaría ligeramente, por ejemplo con nuevos paragolpes para seguir esa estética deportiva que se pretende. Lo que habrá que conocer es qué diferencias guardará con el Skoda Kodiaq RS, que también se espera que acabe llegando, y qué puede decir frente a un SEAT Ateca Cupra que contará con ese propulsor 2.0 TSI, pero con 300 CV de potencia.