El recién actualizado Volkswagen Golf 2017 es un restyling a mitad de ciclo de vida, un soplo de aire fresco para la séptima generación del modelo compacto que se estrenó en 2013. Ya comentamos en su presentación qué hay de nuevo, pero esta vez nos centramos en una comparativa visual del modelo para ver en la delantera, la zaga y el interior qué diferencias hay con respecto al interior.

Por el momento hay pocas fotos del Volkswagen Golf 2017, así que hay configuraciones diferentes en el restyling (2017) y la séptima generación original (2013)

Frontal

Un cambio que es común a todas las versiones y acabados del Volkswagen Golf 2017 son los nuevos faros. Que no son nuevos por su diseño, porque se mantienen exactamente iguales en su forma, pero sí en su tecnología: ahora son Full LEDcomo opcional, claro-. Y además en el frontal podemos apreciar que la cámara para el reconocimiento de peatones/señales es más reducida. Según la versión, los paragolpes son diferentes, e incluso los faldones laterales.

Trasera

Como decíamos antes, aún hay pocas fotos del Golf 2017, así que hemos tenido que ‘encajar’ el restyling con las más similares del primer lanzamiento de la séptima generación. Nos vale, en cualquier caso, para ver que en la trasera lo más destacado son los nuevos pilotos LED y que, evidentemente, el paragolpes también varía en cada versión con respecto al lanzamiento de 2013. Pero ¿por qué tres puertas en uno y cinco puertas en el otro? De esto olvídate, porque ya sólo hay carrocería de 5 puertas en la gama Volkswagen Golf 2017.

Interior

Por último, en el interior del Volkswagen Golf 2017 podemos ver que no ha cambiado prácticamente nada. Las únicas novedades que encontramos son, por un lado, que la pantalla táctil ha crecido en sus dimensiones –para todas las versiones- y que ofrece ahora control por gestos. Y por el otro –pero esto es un opcional-, que ahora contamos con instrumentación digital en una pantalla a color de 12,3 pulgadas.