En abril hablábamos del Opel Meriva 2017 como un B-SUV basado en el Astra, y ahora Opel ha dado un giro a lo que conocíamos anunciando el Opel Crossland X. Un nuevo modelo B-SUV que sigue las pautas que adelantábamos meses atrás, pero que no llegará en forma de nuevo Meriva, sino bajo este nombre.

No cabe duda alguna de que los MPV están en decadencia, mientras las ventas de los SUV siguen creciendo y con los B-SUV como uno de los subsegmentos de mayor crecimiento. Aquí es donde, después del Mokka X, Opel seguirá apostando con el Opel Crossland X. ¿Qué sabemos de él? Poco, muy poquito, pero que mantendrá las claves del Mokka X aunque apostando por un ‘diseño juvenil y dinámico’, con múltiples opciones de personalización como el Adam y enfrentándose así al Nissan Juke o el Renault Captur.

opel crossland x

El Opel Crossland X no será el único nuevo SUV de la marca

La firma alemana tiene varios nuevos SUV en camino, y un total de siete nuevos modelos hasta 2017 (inclusive). En cuanto a la gama SUV, además del Crossland X tendremos un modelo todavía más compacto que hará frente al Arona de SEAT, y habrá otro que llegue más adelante y se posicione por encima, probablemente con 7 plazas y un concepto más familiar en términos de diseño, basándose en el nuevo Insignia para rondar los 4.8 metros de largo.

Además de estos tres nuevos SUV, que arrancarán con el lanzamiento del Crossland X en verano de 2017, también tenemos por delante la renovación del Insignia –antes del SUV basado en él, claro- y todas sus versiones. En definitiva, Opel ha dejado en evidencia que seguirá renovando su catálogo con restyling y facelifts, pero también con nuevos modelos para seguir marcando destacables cifras de ventas como es tendencia durante este año 2016.