El Toyota Yaris 2018 se espera que se presente durante el próximo año, y como renovación de la actual generación del año 2011. De momento, durante esta semana han aparecido las primeras fotos espía del modelo, aún con gran cantidad de camuflaje, pero ya tenemos una primera recreación que trata de acercarnos a cómo será su diseño, notablemente más dinámico y estilizado.

La información que se baraja a estas alturas es que se basará en la plataforma NGA-B y contará con 3,88 metros de longitud por 1,695 metros de ancho1,495 de alto. Es decir, que según estos datos será algo más corto, igual de ancho y ligeramente más bajo. Y en este cambio de dimensiones el nuevo Yaris (2018) cambiará también su aspecto de forma notable en favor de una línea más agresiva y deportiva.

El nuevo Toyota Yaris (2018) será más deportivo y agresivo

Lo que se espera, como comentábamos, es que el Toyota Yaris de nueva generación abandone sus formas circulares en favor de una línea más marcada y angulosa, como podemos ver en la recreación basada en sus fotos espía, con un frontal de ópticas rasgadas desplazadas al máximo hacia el lateral, una parrilla que prácticamente desaparece, y en el paragolpes una toma de aire sobredimensionada con lamas horizontales negras y dos entradas de aire auxiliares en los laterales.

En otros términos, sobre mecánica se ha adelantado que en Europa podría llegar con un 1.2 turbo más pequeño que los actuales y manteniendo una parte importante de la gama de motores ya disponible. Lo que parece estar menos claro es que este modelo, que se mantendrá con carrocería de 3 y 5 puertas, vaya a llegar al mercado en 2018, o bien se lance comercialmente a lo largo del siguiente año. En cualquier caso, será un cambio importante la nueva generación, y será interesante ver cómo evoluciona la variante híbrida, de la que todavía no hay detalle alguno.