Para todo amante de los coches viajar por carretera es un verdadero placer. Nuestro país nos ofrece rutas realmente increíbles en las que disfrutar de cada pueblo, de cada parada, y en las que las prisas por llegar no existen. Hoy vamos a descubrir brevemente tres de ellas:

Costa asturiana

Viajar por las carreteras de Asturias siempre es un placer. El paraíso natural del Principado de Asturias es realmente increíble. Cualquier ruta es buena. Pequeños puertos marineros de inconfundible sabor cantábrico, carreteras en cornisa, rodeado de frondosos bosques o apretados desfiladeros. Para un fin de semana lo ideal es centrarse en una zona, nosotros hemos elegido visitar un pequeño trocito de costa, alrededor de Avilés. La ruta daría comenzó en Gijón, visitando su Elogio al Horizonte y las Termas Romanas de Campo Valdés. Podemos terminar dando un tranquilo paseo por las playas de San Lorenzo.

Visita especial merece el pueblo de Luanco. Uno de los pueblos de pescadores más pintorescos de la costa asturiana. Si visitas el puerto puedes ver a los pescadores descargando el marisco que luego podrás degustar en los restaurantes del pueblo. Por último, tu ruta debe pasar por Cudillero, uno de los pueblos más coloridos de España y que atrae las visitas de miles de personas de todo el mundo.

costa cudillero asturias

Sierra Norte de Madrid

Tanto si estas y vives en Madrid como si vas a la capital de visita, la Sierra Norte de Madrid merece ser descubierta. A un paso de la gran ciudad tenemos una gran cantidad de carreteras y pueblos rodeados de montaña que no podemos dejar de aprovechar.

Nuestra recomendación pasaría por pueblos como: Rascafría y el pasado glaciar del Parque Natural de Peñalara. Buitrago de Lozoya, Somosierra, El Hayedo de Montejo… La cantidad de pueblos y carreteras de las que disfrutar es mucha y muy variada. Sin duda todos estos rincones te sorprenderán, podrás disfrutar además de una gran calidad gastronómica.

m130 carretera sierra norte madrid

Sierra de Aitana, Alicante

De todas las montañas de la península ibérica que se asoman al Mediterráneo esta ser probablemente que la mejor exprese el carácter del levante español. Entre Benidorm y Altea hay apenas 10 km por la saturada carretera de la costa. Nosotros pensamos que es mejor plan unirlas por los más de 150 km de rutas de montaña saturada de curvas.

Nuestros rincones seleccionados para esta ruta son Guadalest: Pequeño pueblo de montaña enclavado en un lugar muy singular. El Peñón de Ifach: En la península ibérica existen dos ejemplos de peñones alzados sobre el mar. En el sur nos encontramos con el peñón de Gibraltar y en levante con el peñón de Ifach, no puedes dejar de visitar ninguno de los dos. Y por último el Parque Natural de Montgó: Entre Javea y Denia, un macizo montañoso que tiene en el pico de Montgó su máxima cota (753). Es un bellísimo paraje que fue declarado Parque Natural en 1987.

Si tu plan de fin de semana es carretera y naturaleza, estas tres rutas te pueden ofrecer todo eso y mucho más.