En una exposición de Abu Dabi se puede contemplar esta preparación del BMW 435i cabrio. La preparación consta de piezas BMW M construidas en fibra de carbono para un peso todavía más ligero que recién salido de fábrica, en componentes como los spoilers delantero y trasero y también cuenta con modificaciones interiores como algunas partes acabadas en Alcántara.

En esta ocasión el motor del BMW 435i Cabrio no se tocay tampoco hacía falta-, conserva sus 306 CV de potencia originales que, eso sí, le hacen ser alrededor de un segundo más lento que un M4 cabrio en el 0 a 100km/h. Y esto no quiere decir que sus prestaciones no sean elevadas, pero evidentemente el BMW M4 Cabrio está un paso por encima tanto por su mecánica bajo el capó como por otros componentes de alto rendimiento, y por supuesto por su puesta a punto deportiva.

preparacion bmw 435i cabrio

Una preparación del BMW 435i Cabrio con complejo de BMW M4 Cabrio

No se ha tocado el motor del BMW 435i Cabrio para esta preparación, pero sí hay modificaciones mecánicas. Concretamente se ha alterado el sistema de escape que viene de serie, y en su lugar se ha colocado un sistema Akrapovic con un rendimiento superior, y la sonoridad característica de estas preparaciones que buscan una mayor deportividad. No se han publicado cifras concretas, pero es habitual que Akrapovic exprima ligeramente el rendimiento con sus líneas de escape completas.

Y además del kit de carrocería deportivo, que se deja notar perfectamente en el frontal por el splitter y un paragolpes más agresivo, o sencillamente el doble riñón de la parrilla en color negro brillante, también contamos con un exclusivo Melbourne Rot. Un color de carrocería también brillante que le sienta estupendamente, y que hace un perfecto contraste con los detalles en fibra de carbono, de color negro, ubicados en lugares muy puntuales como las carcasas de los retrovisores exteriores.