Nos preguntábamos qué modelos están afectados por el dieselgate poco después de saltar el escándalo Volkswagen, que es como se bautizó, pero resulta que hay nuevos afectados. Ahora bien, por suerte para los consumidores este motor no se ha llegado a montar en ningún modelo de producción, sino que era el destinado –por ejemplo- al Volkswagen Golf R400 que finalmente se canceló, a pesar de que estaba previsto que llegase el pasado mes de junio.

Cuentan en Autoblog que la mecánica afectada era una evolución del EA888 turboalimentado y de cuatro cilindros. Este bloque contaba además con alzado variable de válvulas e inyección dual, pistones de aluminio y cigüeñal de acero forjado. Como adelantábamos, era el que habría llevado el Volkswagen Golf R400, y al cual le ha tocado el dieselgate por partida doble. Por un lado, porque la inversión en él pareció dejar de ser interesante con las millonarias pérdidas del escándalo Volkswagen, y por otra parte porque este motor habría caído en el mismo error.

volkswagen r400 frontal

Hay un modelo de Audi que lo monta, pero con las ‘correcciones’ necesarias

El motor en cuestión, que desarrollaba 420 CV de potencia en las 6.700 rpm y un par máximo de 450 Nm se estrenó de la mano del Audi TT Sport Concept hace un par de años. Y finalmente, algo muy parecido nos encontramos en el nuevo Audi TT RS, que alcanza los 400 CV de potencia, pero con un 2.5 litros sobrealimentado y evolucionado con respecto al que ya incorporaba la generación anterior.

Es decir, que este motor estaba entre los planes del Grupo Volkswagen para su incorporación en algunos modelos proyectados, como el Volkswagen Golf R400 finalmente cancelado. O eso es lo que dicen las informaciones más recientes. Pero, antes de que haya podido lanzarse al mercado ningún modelo con él bajo el capó, saltó la liebre con el escándalo Volkswagen y los que lo habrían montado, finalmente no cuentan con él como propulsión o directamente se han cancelado. ¿Lo habría llevado este Audi TT RS más reciente?