Por encima de todos los demás está el Tesla Model S P100D, que debe este apellido a su batería de 100 kWh capaz de alcanzar los 500 km de autonomía con una única carga y con un 0 a 100 km/h que completa en 2,7 segundos. Efectivamente, es el más deportivo de la gama, pero no cuenta con una estética que lo demuestre, pero RevoZport le ha dado el aspecto deportivo que merece con su kit de carrocería.

No ha tocado un ápice de su sistema de propulsión eléctrico, pero sí le ha puesto al Tesla Model S P100D un kit de carrocería deportivo compuesto de paragolpes para la delantera y zaga, faldones laterales, spoiler frontal y difusor. Todo esto con un ensanche lateral que arroja más carácter y que mejora ligeramente su aerodinámica, a pesar de que no han ofrecido cifras sobre sus prestaciones en estos términos. Sólo es un kit estético, pero que lo hace mucho más deportivo en el apartado visual.

tesla model s p100d revozport

El Tesla Model S P100D con la estética deportiva que merece

 

Además de modificar su apartado estético exterior con esta serie de mejoras, así como un color exclusivo, también se ha trabajado sobre el interior. Han cambiado los asientos por unos de corte deportivo algo radicales, han introducido fibra de carbono en diferentes apartados como las molduras laterales de las puertas y el propio salpicadero, y se ha cambiado la organización de forma ligera para poner un iPad y colocar un posa vasos.

En definitiva, se han introducido una serie de mejoras estéticas que apoyan la deportividad de esta versión. Una preparación de RevoZport que, como ya comentábamos, no cambia aspecto alguno de su propulsión eléctrica, y se centra únicamente en cambiar detalles de su diseño para demostrar que este, el P100D, es el más deportivo de todos los que ofrece Tesla en la gama del Model S actual.