El binomio alemán estrena los Mercedes-AMG GT Roadster y GT C Roadster, que a modo de síntesis pueden conocerse como la ‘versión descapotable’ del AMG GT. Ahora bien, hay que matizar porque vienen con ciertas novedades. Lo más llamativo es quizá la carrocería cabrio, pero los detalles más importantes están en el apartado técnico, y en cómo quedan situados en el catálogo en relación con los GT S y GT R.

Quizá haya que centrarse especialmente en el Mercedes-AMG GT C Roadster, porque este se introduce como un paso intermedio entre los AMG GT S y AMG GT R. Cuenta con una potencia de 557 CV como máximo, y hereda del de más prestaciones el eje trasero direccional, que mejora el comportamiento dinámico. Pero a grandes rasgos, como descapotable es importante recordar que se ha recurrido a una capota de lona tricapa, para mejorar el aislamiento a todos los niveles, que es de accionamiento eléctrico y que funciona hasta los 50 km/h en un tiempo de 11 segundos para la apertura o cierre. Para su fabricación, Mercedes-AMG ha apostado por el magnesio, aluminio y acero, de forma que ofrezca la máxima resistencia y menor peso.

Mercedes-AMG GT Roadster

Los nuevos Mercedes-AMG GT Roadster: descapotables de máximas prestaciones

La gama de colores, o más bien de personalización, crece con los colores rojo, negro y beige de estas capotas. Y se modifica la estética de forma ligera con la parrilla AMG Panamericana de quince lamas verticales en acabado cromado, además de con el spoiler trasero de accionamiento eléctrico, automático, en base a la velocidad de circulación. Por lo tanto, aunque sutiles, hay diferencias estéticas también remarcables.

Mercedes-AMG GT Roadster

Pero otra de las novedades importantes está en el nuevo nivel de potencia. Y aquí es donde se desmarca el Mercedes-AMG GT C Roadster planteándose como opción intermedia entre las dos más potentes. Mientras que el GT ofrece una potencia de 476 CV con un par máximo de 630 Nm y con el apoyo de un diferencial autoblocante mecánico en el eje posterior, el GT C sube hasta los 557 CV de potencia con un par máximo de 680 Nm. Y en todos los casos se mantiene el V8 4.0 litros biturbo.