El SEAT Ateca tiene problemas. Bueno, más concretamente tiene problemas el SEAT Ateca 2.0 TDI 150 CV únicamente en su versión con tracción delantera, que es la opción intermedia de la gama diésel con el 1.6 TDI 115 CV justo por debajo, y el 2.0 TDI 190 CV como opción más alta de gama. Y el problema, para los consumidores, es que se han cancelado sus ventas. Pero para la marca todo apunta a que el problema es más grande que esto.

SEAT se enfrenta a un contratiempo importante, porque el Ateca es su gran éxito en los últimos tiempos después de llevar meses y meses posicionando al Ibiza y el León entre los mejores por sus cifras de ventas, y ahora resulta que ha habido que cancelar los pedidos del 2.0 TDI 150 CV. Y se desconoce si se volverán a reanudar, o si los que estuvieran interesados en él tendrán que olvidarse de forma definitiva, pero esta versión no está disponible ni se la espera con una fecha fija.

seat ateca suv

Los problemas del SEAT Ateca 2.0 TDI 150 CV

Los que hubieran pedido su unidad con tracción integral, el modelo 2.0 TDI 150 4Drive no tienen problema alguno, o al menos no se ha manifestado lo contrario por el momento. Pero los que habían pedido un 2.0 TDI 150 CV con tracción delantera, la opción justo inferior, esos sí que se han encontrado con que SEAT ha cancelado los pedidos. Y para el fabricante español el problema es de homologación. Aseguran que el proceso de homologación no ha concluido a tiempo, pero se especula en fuentes ajenas a la firma con que podrían haberse producido problemas con el propulsor diésel.

¿Por qué el 4Drive sí se sigue vendiendo?

Resulta que la versión 4Drive con este propulsor, la que se ofrece con tracción integral, además de montar el 2.0 TDI 150 CV cuenta también con el sistema SCR y Adblue. Estos dos factores son los que le han permitido pasar la homologación sin los contratiempos con que se ha encontrado el otro modelo, el de tracción delantera. Y no hay otro motivo que justifique que no se hayan cancelado los pedidos y todo siga su camino de la misma forma.

Según SEAT, aunque retrasados los ya pedidos se servirán, y tardarán únicamente algo más de tiempo en estar disponibles para los que hicieron la pre reserva y los que han comprado la unidad ya hecho el lanzamiento. Eso sí, por el momento se ha paralizado su comercialización, y no hay opción de nuevos compradores para él.