De fábrica, el Audi RS7 ya sale con unos generosos 560 CV de potencia. Bueno, el RS7 Sportback Performance alcanza los 605 CV recién salido de Ingolstadt. Pero PP-Performance nos propone una brutal preparación que catapulta su potencia hasta los 745 CV y, cómo no, con un cambio estético protagonizado por esta extravagante pintura. Sí, es más rápido que el nuevo Tesla Model S P90D y eso quiere decir que es muy, pero que muy rápido.

Bajó el capó esta preparación del Audi RS7 de PP-Performance esconde el mismo V8 4.0 litros biturbo que monta de serie, pero no con sus 605 CV de la versión más prestacional, ni con los 560 CV del modelo ‘estándar’. No. Con una potencia de 745 CV y un par máximo de 1008 Nm. Y con estas prestaciones, según el preparador su aceleración le permite completar el cuarto de milla en sólo 10,6 segundos, lo que significa que es notablemente más rápido que el Tesla Model S P90D recientemente estrenado.

Audi RS7 PP Performance

PP-Performance retoca el Audi RS7 hasta los 745 CV de potencia

En esta preparación, PP-Performance se ha centrado en su rendimiento. Y para ello han contado con el escape Akrapovic Evolution que está construido en titanio y reduce 8,1 kg el peso total del modelo. Evidentemente, cuando se buscan las máximas prestaciones reducir el peso es algo que ayuda de forma notable, y esos poco más de 8 kilogramos no son en absoluto despreciables. Pero además se ha introducido un filtro de admisión BMC deportivo, de alto rendimiento, y se ha trabajado también en modificaciones sobre otros componentes mecánicos para una puesta a punto extrema.

Y no podían faltar, acompañando a estas exageradas prestaciones, unas llantas de 21 pulgadas de diseño alternativo y doble color, y una pintura de carrocería única. Nadie dudará en que es una auténtica macarrada el cambio estético, y que esas llantas quedarían mejor con un color más sobrio, pero lo que sin duda es destacable es cómo PP-Performance ha extraído nada menos que 745 caballos, y un par máximo por encima de los 1000 Nm. Ahora bien, sólo el paquete estético ya supone casi 8.600 euros de desembolso.