El BMW X5 M ya es una bestia sin precedentes con sus 575 CV de serie, entregados entre las 6.000 y 6.500 rpm y un par máximo de 750 Nm desde las 2.200 hasta las 5.000 rpm. Pero BR Performance nos propone bastante más: 730 CV de potencia con una preparación que da el salto también hasta los 900 Nm como par máximo. Y cómo suena.

BR Performance ha creado un kit de preparación para el BMW X5 M que lo catapulta en potencia y par máximo hasta unas cifras abrumadoras, de 730 CV y 900 Nm como comentábamos anteriormente. Y se mantiene el V8 biturbo de 4.4 litros, pero con una modificación de la ECU que, en su grado más bajo, nos permite llevarlo hasta los 680 CV de potencia. En este primer grado, sólo retocando la ECU, se consiguen además unos en absoluto despreciables 850 Nm, pero el preparador ofrece un segundo grado para alcanzar las cifras máximas que comentábamos.

Una preparación del BMW X5 M que lo lleva hasta 730 CV y 900 Nm

Y en ese segundo grado, o como denominan Stage 2, el preparador BR Performance ya sí se mete a modificar todo el flujo de gases del sistema de escape. Con los cambios que proponen, y manteniendo exactamente el mismo ajustes de la ECU, es como se alcanza una potencia abrumadora en el BMW X5 M, y por supuesto se modifica por completo el sonido del mismo con un tono más bronco y deportivo.

Además de estas modificaciones, el preparador ofrece la posibilidad de instalar un botón para modificar la programación de la ECU ‘sobre la marcha’, y un sistema de control remoto del sonido. En definitiva, y sin meterse a tocar el apartado estético de la versión deportiva del BMW X5, una preparación realmente interesante para los que buscan el máximo rendimiento. En estos términos, cómo no, el apagado y encendido del motor para ahorrar combustible es algo que te plantean también eliminar.