Ya está, se acabó. Después de 115.000 unidades fabricadas en Resensburg, del BMW Z4, el roadster ha dejado de producirse de forma definitiva. Han sido aproximadamente siete años, y no se espera que haya una renovación del modelo bajo el mismo nombre, sino una evolución de parte del BMW Z5, del cual se han estado filtrando detalles en los últimos meses y se espera que llegue entre 2017 y 2018.

El fin del BMW Z4 se ha sellado con el sDrive35is como última unidad. Montando el motor 3.0 de seis cilindros turboalimentado, con una potencia de 340 CV, el roadster se ha despedido con una última unidad con carrocería en color Valencia Orange. Y de momento, lo que sabemos es que su relevo será el BMW Z5, un modelo que la firma bávara está desarrollando en colaboración con Toyota, y porque ellos están también preparando el Toyota Supra con algunos componentes en común.

bmw z5 render

El BMW Z4 se despide dejando paso al nuevo BMW Z5

Lo último que hemos podido conocer del BMW Z5 es que contará con versión roadster y coupé, la primera de ellas únicamente disponible con techo de lona. Y este es un factor importante, porque entre las filtraciones relacionadas con el modelo, la mayoría de ellas apunta a un peso más comedido en pro de la deportividad, además de que se habla también de una versión con 600 CV de potencia coronando la gama, y de parte de M Performance.

Se sabe que está siendo desarrollado junto a Toyota, porque como comentábamos anteriormente ellos están trabajando en el nuevo Supra. Y se sabe que habrá elementos que compartan ambos modelos, aunque no contarán con la misma mecánica según los detalles más recientes. Por su parte, el BMW Z5 se especula con que incorpore el el B48 2.0 litros, un cuatro cilindros turboalimentado. Pero claro, esto en la parte más alta del catálogo.