Con la renovación del Peugeot 2008 y el Peugeot 3008, la marca se ha esforzado por garantizar un aspecto más SUV, uno de los factores en que más se debía trabajar con la intención de aumentar las ventas de ambos modelos. Ahora bien, esto no quiere decir que se abandone la apuesta por la deportividad, porque conscientes de que el 208 y y el 308 en sus versiones GTi son un atractivo para el mercado, próximamente veremos el Peugeot 2008 GTi y el Peugeot 3008 GTi.

Desde la directiva de Peugeot, y concretamente según palabras de Laurent Blanchet, tienen claro que son necesarias versiones GT, GT Line y GTi para ofrecer un escalón superior a los consumidores. Y esta estrategia de desarrollará en toda la gama. Es decir, que aunque por el momento se han limitado a dos modelos, veremos versiones GTi de otros modelos de su catálogo, y con la llegada del Peugeot 2008 GTi y el Peugeot 3008 GTi, sería la primera vez que viéramos al fabricante introducirse entre los SUV deportivos.

peugeot 2008 2017

En este sentido, más allá del cambio estético evidente de las versiones GTi, con paragolpes más deportivos y otras modificaciones interesantes, los veremos también con cambios en el ajuste de chasis como el reglaje de suspensiones. Y cómo no, también con diferencias mecánicas en el motor. A fin de cuentas, sin detalles aún sobre los cambios concretos que se aplicarán sobre ambos SUV, lo que no se puede dejar a un lado es que el Nissan Juke Nismo RS no tiene competencia, y sin embargo sí hay demanda para este tipo de vehículos.

Por su parte, SEAT también estaría preparando versiones Cupra del Ateca, y del SEAT Arona que tardaremos algo más de tiempo en conocer. Y con respecto al Toyota C-HR, también se sabe que habrá una versión deportiva. Por tanto, si sumamos todo esto, y el caso del Audi SQ2, tenemos un caldo de cultivo ideal para un nuevo catálogo de SUV deportivos de pequeñas dimensiones