En su lanzamiento nos ‘quejábamos’, o más bien nos sorprendíamos, de que el diseño del Audi Q2 no es especialmente offroad, sino mucho más cercano a la línea de compacto del fabricante. Pero es un SUV. Urbano, pero SUV. Y con esta edición especial, Audi ha querido realzar ese aspecto más campero de su nuevo SUV compacto, especialmente con detalles estéticos, aunque además añadiendo un interesante paquete de equipamiento de serie que lo hace más deportivo.

Detalles estéticos del Audi Q2 Edition #1 exclusivos y premium

De este Audi Q2 Edition #1 lo primero que llama la atención es su pintura exclusiva para la carrocería, un Quantum Gray que además viene contrastado con el Gris Manhattan que decora las molduras inferiores de la carrocería. Y de esta combinación de pinturas ha presumido Audi, que asegura que provocan una especial combinación de luces y sombras. Sea como fuere, lo cierto es que en el apartado estético contamos también con el paquete S Line como equipamiento de serie, lo que garantiza un aspecto visual algo más deportivo y agresivo.

audi q2 edition 1

Así, tanto el paragolpes como la parrilla Single Frame habitual de Audi están acabadas en Titanium Black, y siguiendo con el apartado estético nos encontramos con el mismo tono negro para los blades del pilar C con el logotipo de Audi en blanco. Un detalle muy singular que realza la exclusividad del Audi Q2 Edition #1. Por otro lado, tenemos también unas gigantescas llantas de 19 pulgadas con cinco radios, y las cubiertas de los retrovisores exteriores en negro también.

Un equipamiento más completo para el Audi Q2 Edition #1

Todo este paquete estético anterior se completa con los faros LED en el frontal y la zaga como equipamiento de serie, además de los intermitentes dinámicos, y un interior protagonizado por los asientos deportivos en tela y cuero, con dos tonos. Estos asientos son regulables en altura, y además en el interior nos encontramos con iluminación LED ambiental configurable con hasta 10 tonos posibles, que se pueden modificar desde el sistema MMI.

Concluyendo con el interior, también se ofrece con volante multifunción deportivo en cuero y decoración del salpicadero acabada en gris titanio. Otro detalle interesante, y que forma parte también del completísimo conjunto de equipamiento de serie, son los umbrales de la puerta acabados en aluminio, y con el emblema habitual del paquete S Line retroiluminado. Y lo mejor de todo es que, además de que estará disponible desde otoño, lo podremos configurar así con cualquier motor y transmisión.