Algunas marcas, y Jaguar es uno de los claros ejemplos, han tardado en sucumbir al segmento SUV. Y al ceder a esta tendencia, que lleva años empujando al mercado y sigue alimentándose de una demanda creciente, han visto cómo sus ventas han crecido de forma considerable. Y ahora que ha sido lanzado el Jaguar F-Pace, recientemente, la firma británica ya tiene un top ventas evidente: su modelo SUV ha alcanzado el 42% de la cuota de mercado de la marca.

Si el Jaguar XE ha sido capaz de convencer a 3.472 conductores, y el Jaguar XF a otros 2.508 según las matriculaciones de julio, la cifra del Jaguar F-Pace alcanza las 5.476 unidades. Es decir, que es un evidente éxito de la marca, con una amplia diferencia el más vendido del fabricante, y que da mucho más sentido aún al Jaguar J-Pace esperado para 2019, y el E-Pace que también se espera que llegue. Según la información que tenemos hasta ahora, todo apunta a que habrá dos nuevos SUV: uno por encima, y el otro por debajo del Jaguar F-Pace.

jaguar f pace trasera

El Jaguar F-Pace evidencia el éxito de los SUV

 

Dejando a un lado las cifras de ventas, en las que el Jaguar J-Pace alcanza las 25.513 unidades acumuladas en lo que va de año, es evidente que a Jaguar le ha sentado bien su primer SUV, y no será el último. Igual que SEAT ha visto cómo han crecido sus ventas desde los primeros días del SEAT Ateca, en el caso de Jaguar ha pasado exactamente lo mismo, aunque cada cual con sus cifras.

Y lo cierto es que, a fin de cuentas, para las dos se augura un futuro muy parecido, con varios nuevos SUV conformando una gama más generosa, como ya han hecho BMW, Audi, Mercedes-Benz y otros fabricantes. Eso sí, tanto SEAT como Jaguar, las dos recién llegadas al mundo SUV y con perfiles de cliente muy diferentes, han llegado tarde y quizá más adelante esto les pase factura.