Vale que el Ford Focus RS ya desarrolla 345 CV de potencia, y que la diferencia con respecto a la preparación de Montune tampoco es demasiada en estos términos. ¿Y si te digo que el par máximo lo lleva hasta 510 Nm respecto a los 440 Nm del Focus RS original? Las cifras no son en absoluto malas, y el caso es que todo este paquete de mejoras técnicas tiene un coste de 1.000 euros aproximadamente, y demora únicamente hora y media en su instalación completa.

El kit de altas prestaciones para el Ford Focus RS está aprobado por Ford Performance, desde donde han señalado que la firma americana tiene una larga trayectoria de colaboraciones con Montune para exprimir sus mecánicas, además de introducir elementos interesantes también en el apartado estético, con kits de carrocería de mayor aerodinámica y deportividad. En este caso, únicamente se ha trabajado sobre el motor 2.3 litros EcoBoost del Focus RS para, a través de retoques sobre el filtro de admisión, la ECU y algunos otros componentes, el RS sea algo más cañero.

ford focus rs 2016

Un ‘económico’ kit para el Ford Focus RS

Con estas prestaciones que comentábamos anteriormente, una potencia de 374 CV y un par motor máximo que crece hasta los 510 Nm, el Ford Focus RS con el kit de altas prestaciones de Montune gana dos décimas en aceleración de 0 a 100 km/h apoyado en la tracción integral y la tecnología Launch Control. Es decir, que queda muy poco por detrás del A45 AMG, y aún manteniéndose con una distancia a considerar en el precio. Apenas hay que sumar unos 1.000 euros, y esperar una hora y media a que Montune afine nuestro Ford Focus RS con estas características.

Y aunque en esta preparación sólo se incluyen las mejoras mecánicas, Montune cuenta también con algunos ‘accesorios’ para la versión RS del Ford Focus. Por ejemplo, ofrecen llantas de aleación aligeradas con diseño alternativo, o sistemas de frenado alternativos con disco de mayor diámetro, y diferencial Quaife. Eso sí, la factura se hace algo más pesada.